Abecé de cápsulas idiomáticas «O», «P» y «Q»

 Antes de seguir con las cápsulas, tengo otro ejemplo de mucha repetición de las mismas terminaciones en las palabras lo cual le resta «elegancia» al texto.

Todos somos pecadores; pero somos salvos si recibimos a Jesús
como nuestro Salvador.

Sugerencia de fácil arreglo:

Todos somos pecadores; pero al recibir a Jesús como nuestro Salvador
somos salvos.

O

OBJETIVO | OBJETO

  • Objetivo es aquello que pertenece o refiere al “objeto”.
  • Objeto es la razón misma de ser o de existir de un sujeto o de un objeto.

“La adoración de Dios es el objeto de la existencia humana”.
“El objetivo del plan de la Junta Directiva es levantar el mayor número posible de iglesias en un año”.

OBLIGADO
Se está (o no se está) obligado de hacer (o no hacer) esto o aquello, no “obligado a”.

OBSERVANCIA | OBSERVACIÓN
“Observancia” dice relación al cumplimiento o acatamiento de reglas, normas, órdenes, mandatos; “observación” es simplemente la acción y el efecto de observar. En consecuencia, lo que es esencial a las labores agrícolas no es la “observancia” sino la observación del tiempo.

OCULTO | ESCONDIDO

Lo “oculto” está en la naturaleza.
Lo “escondido” en la intención.

OCURRIR | SUCEDER | HACER

Hay cosas que “ocurren”, otras que “son”, y aun otras que se “hacen”.
Ocurre un accidente; es de día; se hace una promesa.

Lo que “ocurre” es suceso, acontecer, advenimiento; es lo súbito, lo inesperado, lo inminente. Las estaciones –primavera, verano, otoño, e invierno– no “ocurren” sino que propiamente se suceden en el período de 365 días y en el Hemisferio Occidental a intervalos de unos tres meses, aproximadamente.

El aprendizaje de un idioma no se encuentra entra las cosas que ocurren ni entre las que son, sino entre las que se hacen.

OFICIAL
Probablemente por influencia del inglés, es corriente que tanto con referencia al policía cuanto al empleado público a cargo de un elevado destino, se diga “oficial” donde debe ser agente o funcionario.

A los que en un gobierno (independientemente de su carácter) desempeñan altos puestos públicos, nuestra Lengua reserva el nombre o título de funcionarios, no de “oficiales”.

Este último término dice relación, entre otros, al militar con uno de los grados que van desde alférez a capitán. En algunos países el nombre de oficial se da también a militares de más alto rango, como son los generales de diversas estrellas y divisiones.

OLVIDAR DE | OLVIDAR ALGO

  • No olvide incluir las recetas en el envío.
  • No se olvide de incluir las recetas en el envío.

Hay una diferencia acaso sutil pero real y efectiva entre las dos frases anteriores: “No olvide incluir” es semejante en la expresión (si bien no en la intención) de esos “amables recordatorios” con que de cuando en cuando, debido casi siempre a nuestra morosidad en los pagos, nos previenen los bancos y otras empresas comerciales con los que hemos contraído compromisos financieros. “No se olvide de incluir” enfatiza la misma idea. Y la enfatizara aún más si inmediatamente después del reflexivo “se” se escribiera la variante pronominal “me” (no se me olvide de incluir…).

OPERAR | FUNCIONAR

Las máquinas, como los organismos, funcionan.
Los ejercicios piadosos, como los principios y las entidades espirituales, operan.

OPINAR

“Opinar” es cosa de humanos, y por tanto de criaturas falibles.
Dios, que es infalible, no opina nunca: él piensa y dice.

OPORTUNIDAD DORADA | DORADA OPORTUNIDAD

  • Una “oportunidad dorada” es una oportunidad brillante, interesante, grata, halagüeña, acaso lisonjera.
  • Una “dorada oportunidad” es una oportunidad importante, determinante, crucial, decisiva, tal vez irrepetible.

OTROGAR | DAR

“Otorgar” es función de la autoridad. El rey y el juez otorgan.
“Dar” puede ser tanto acción divina cuanto humana.

P

PACTO MEJOR | MEJOR PACTO

  • Un “pacto mejor” es aquel que por su estructura jurídica, su alcance social, y efecto político, supera a otro u otros pactos.
  • Un “mejor pacto” es aquel que por su altísimo designio y superior objetivo es único, extraordinario, insuperable. Por eso se dice de Jesucristo que es fiador y mediador de un mejor pacto (He. 7:22; 8:6).

PACTO SANTO | SANTO PACTO

“Pacto santo” denota la idea contraria de pacto profano, ordinario, vulgar.
Santo pacto” significa justo, serio, solemne.

PAISANO | COMPATRIOTA

  • Un paisano es alguien del mismo “país” que otra persona.
  • Un compatriota es alguien de la misma “patria” que otra persona.

Así, cuando digo paisano me refiero o aludo al país, al paraje, al lugar, a la aldea, al villorio, a la comarca, al pueblo, a la comuna, al municipio, a la provincia.

Cuando digo compatriota hago lo propio respecto de la patria, del estado, de la nación, de la república, del imperio.

PALABRA MALA | MALA PALABRA

  • “Palabra mala”; una palabra vulgar, malsonante, soez, obscena quizá.
  • “Mala palabra”; una palabra inconveniente, inoportuna, importuna, prohibida tal vez.

PALPAR | SENTIR

Cuando “palpo”, siento.
Cuando “siento”, experimento, discierno, y aun sé.

PAPEL | FUNCIÓN

Los actores tienen papeles que representar.
Los miembros de un cuerpo u organismo tienen funciones que desempeñar.

PARÁFRASIS

Escribir CON sus propias palabras.
Decir EN sus propias palabras.

PARECIDO | SEMEJANTE

Lo “parecido” dice relación a lo físico y exterior.
Lo “semejante” al espíritu y al carácter.

PARECERSE | ASEMEJARSE
El cristiano no se “parece” a Jesucristo, simplemente porque no puede parecerse a él. En cambio sí es o debe ser semejante a Jesucristo. La “apariencia” es física; la “semejanza” moral. Un hombre puede ser “semejante” a otro sin ser “parecido”. Así, Dios hizo al hombre “conforme a su semejanza” (Gn 1:26), no “según su apariencia”.

La Biblia dice que “seremos semejantes” a Cristo en su venida (1 Jn 3:2), no “parecidos” a él. Del Hijo de Dios mismo se dice que fue enviado al mundo “en semejanza de carne de pecado” (Ro 8:3). De Dios se afirma que los hombres cambiaron su gloria “en semejanza de imagen de hombre corruptible” (no necesariamente “corrupto”, que es otra cosa, Ro 1:23). Los antiguos habitantes de Listra vieron en Pablo y Bernabé “dioses bajo la semejanza de hombres” (Hch 14:11), no “bajo la apariencia” o “parecidos” a hombres. Por último, el profeta Daniel vio que uno “a semejanza de hijo de hombre” se acercaba al Anciano de días (Dn 10:16).

PARTIR | REPARTIR
Aunque en el habla y la escritura corrientes ambas voces se usan como sinónimas, un estudio más atento de ellas tendrá por resultado un más preciso deslinde. Se entenderá, entonces, que partir no denota otra idea que la de dividir o separar en partes un todo. Ejemplo de uso propio de partir: “Maestro, dí a mi hermano que parta conmigo la herencia” (Lc. 12:13).

Repartir denota la acción de “distribuir”. Ejemplo: “Repartió, dio a los pobres; su justicia permanece para siempre” (2 Co 9:9). Sería, por tanto, impropio decir: “Recorte un pan grande por la mitad”, sino “parta un pan grande…”

PASAR DE | PASAR A
Es perfectamente propio decir “desde París hasta Roma”; “de esto a lo otro”; pero no “desde París hacia Roma”; “desde esto hacia lo otro”. El maestro tiene que pasar de lo conocido a lo desconocido.

Por otra parte, entre las relaciones que denota la preposición “hacia” no se cuenta la de destino o término, sino la de dirección. “Voy hacia Londres, hacia el puerto, hacia el aeropuerto”, eso es, en dirección a. Sería absurdo decir, por ejemplo: “Milito llegó hacia Italia, hacia el campo, hacia la playa”.

PECES | PESCADOS

  • Mientras están en su líquido elemento, los vertebrados llamados tales son “peces”. Cuando son sacados del agua, se convierten en “pescados”.
  • Es el caso, sin embargo, que mientras se está aún en el proceso de sacarlos del mar, del río, o del lago, esas criaturas acuáticas son “peces”, no “pescados”. Cuando la labor de pescarlos ha terminado, pueden entonces con toda propiedad ser llamados, pescados, no “peces”.

PEDAZO | TROZO

Trozo de madera, de carne, de plátano.
Pedazo de papel, de bizcocho, de pizza.

PENSAR

Se piensa en algo o en alguien.
Se piensa de manera lógica o ilógica, correcta o incorrecta.

PEQUEÑO | CORTO | BREVE
Lo “pequeño” refiere al grosor o volumen de las cosas; “corto” a su longitud o extensión; “breve” a su tiempo o duración.

PEQUEÑO GRUPO | GRUPO PEQUEÑO
“Grupo pequeño” es lo contrario de grupo grande; “pequeño grupo” es lo contrario de gran grupo. “Grupo pequeño” dice relación a su número o extensión; “pequeño grupo” refiere a su calidad y categoría.

Lo contrario de “grupo pequeño” es grupo grande; lo contrario de “pequeño grupo” es gran grupo, no necesariamente “grupo grande”. La diferencia consiste en lo siguiente:

  • “Grupo pequeño” dice relación a su número componente.
  • “Pequeño grupo” a una determinada clase, calidad, o categoría de grupo.

Un “grupo pequeño” es forzosamente un grupo reducido; pero un “pequeño grupo” no. Así, cien mil personas representan un “grupo pequeño” comparado con uno formado por 500 mil; pero no podría decirse que un grupo formado por cien mil personas es en sí mismo un “grupo pequeño”, pero sí un “pequeño grupo” con referencia o alusión al compuesto por 500 mil. Se ve entonces que “pequeño grupo” es una idea relativa, pero la de “grupo pequeño” no.

Dicho de otro modo: “grupo pequeño” denota una idea aritmética; “pequeño grupo” una idea de clase y categoría. El “grupo pequeño” puede ser circunstancial; el “pequeño grupo” corresponde a una determinada clase o categoría de grupo que se distingue, no del “grupo pequeño”, sino del “gran grupo”.

Respecto de esta última expresión, el adjetivo “gran” (apócope de “grande”) no implica necesariamente la idea de mucho, de múltiple, o de abundancia, sino de calidad. Un conjunto de cuerdas compuesto apenas por cinco músicos podría considerarse un “gran grupo” musical, aunque sus componentes sean pocos en número.

PEQUEÑOS PREMIOS | PEQUEÑOS PREMIOS

  • “Premios pequeños” dice relación al tamaño; son premios de poco volumen o dimensión,
  • “Pequeños premios” dice relación a su valor; son premios de poco o escaso valor.

PERSISTIR | PERDURAR
El amor persiste: es tenaz en su amor, soporta paciente a las intemperies del menosprecio; sufre callado las iras del desprecio, la fragua de la inquina: nunca deja de amar.

El dolor perdura: dura por un tiempo.
Mientras dura, mortifica, agobia, aflige, pero tiene fin.

El amor es un hombre, un ángel, un genio, Dios. El dolor es una sensibilidad, un padecimiento, una hoguera, la muerte. En la experiencia de Job, el dolor físico perduró juntamente con el dolor moral. A la postre de ambos fue liberado.

PERMITIR | DEJAR

  • Permitir es conceder, autorizar, aprobar, tolerar quizá.
  • Dejar es ceder, consentir, transigir, rendir, capitular tal vez.

Se “permite” la entrada de menores a una función de adultos; “se deja” que todos entren de balde a la misma función. El permiso supone dignidad, rango, autoridad en quien lo otorga; el dejar supone debilidad, necesidad, apremio en el que lo solicita.

Tratándose de nuestras cargas morales y de Jesucristo, es obvio que se trata más de nuestro “dejar” que de nuestro “permitir”. Y no se diga que Cristo “comparte” las cargas de nadie, sino que las sobrelleva. Decir que las “comparte” es atribuir al Santo algo en lo que no tiene parte ni suerte. Decir que Cristo sobrelleva las cargas es reconocer el poder de su amor y el auxilio de su gracia en nuestras penas y agobios.

PERVERSO
Lo perverso sólo aplica a personas o entes racionales, no a cosas.

“Sed salvos de esta perversa generación” (Hch 2:40).

PESE A | A PESAR DE
Hay una en apariencia sutil pero eficaz diferencia ente las locuciones “pese a” y “a pesar de”. La primera denota siempre una idea positiva; la segunda dice relación a algo moralmente negativo, éticamente perjudicial, humanamente nocivo o dañino.

  • “Pese a” equivale a no obstante.
  • “A pesar de” connota la idea de carga, peso infame, molestia.

“Pese a que somos cristianos” significa no obstante el hecho de serlo. “A pesar de ser cristianos” quiere decir que lo somos contra nuestro deseo, que se nos ha impuesto serlo, que es algo de que enhorabuena bien querríamos desasirnos, despojarnos, librarnos porque nos pesa o nos agobia, nada de lo cual conviene ni podría convenir a la inefable bendición y al privilegio único de ser discípulos del Maestro.

PLANEAR | PLANIFICAR
En el uso ordinario, tanto en el escrito como en el oral, las voces “planear” y “planificar” se confunden o se emplean indistintamente. Sin embargo, el uso discreto de ellas distingue un matiz particular que las precisa.

  • Planear significa hacer planes. Se puede planear para bien o para mal.
  • Planificar es hacer planos. Planificar es siempre para bien.

Cuando un plan es bueno o para buen fin, se hace y prepara; cuando es con mal designio, se urde y maquina. “Los príncipes planificaron [planearon (urdieron o tramaron)] una muerte despiadada para Jeremías.”

PLANTAR | SEMBRAR
Las “plantas”, se plantan; las “semillas”, se siembran.

PONER
Los reclusos se ponen (no se “colocan”) bajo el cuidado del guardián o bajo la responsabilidad del custodio.

POSICIÓN

  • El soldado “toma posición” en su trinchera.
  • El atleta “toma posición” en el terreno o en la cancha deportivos.
  • El hombre en cargo “asume una posición” de autoridad en el desempeño de sus funciones.

PONER | COLOCAR | DEPOSITAR
Conviene aquí una palabra de advertencia respecto de los verbos “colocar” y “poner” y sus derivados. Aunque sinónimas, estas voces se distinguen por ese matiz particular que es característico de las palabras del género.

  • “Poner”, en efecto, denota la acción común o corriente de llevar y dejar en determinado lugar.
  • “Colocar” dice más relación a acciones como las denotadas en “situar”, “ubicar”, “acomodar”, “instalar”, “preparar”, “arreglar”, todas y cada una de las cuales presupone cierto cuidado y delicadeza al poner.

Razón por la cual, no significaría lo mismo que se dijera: “Maruja, pon el plato en la mesa”, y “Miguelón, coloca el libro en el estante”. Dicho de otro modo: colocar es “poner” con cuidado y esmero; mientras que poner puede ser “colocar” sin mucha atención y reparo.

Se ponen los platos en la mesa.
Se colocan los libros en un estante.
Se depositan las ofrendas en el plato.

PONERSE EN PIE | DE PIE
En el conocido pasaje bíblico de Juan 7:37, la Reina-Valera y La Biblia de las Américas leen “Jesús se puso en pie” y “Jesús puesto en pie”, respectivamente. Pero en Dios Habla Hoy y la NVI el mismo versículo lee “puesto de pie” y “se puso de pie”, respectivamente. Esta última forma es la correcta.

  • “Ponerse en pie” significa ponerse en actitud defensiva o en ánimo de atacar o contraatacar.
  • “Ponerse de pie” no alude más que al simple acto de pararse o levantarse.

POSEER | TENER
Las cosas que se “poseen” son las exteriores, las que por decirlo de alguna manera, pueden sostenerse en o con la mano. No sería propio decir, por ejemplo, que el hombre posee un corazón, un pensamiento, una idea, una ilusión, sino que los tiene. En cambio, es perfectamente propio decir que posee un título inmobiliario, grandes riquezas, cincuenta hectáreas de terreno fértil. Ha de reconocerse, sin embargo, que en todos y cada uno de estos últimos casos (título, riquezas, terreno) puede también decirse de ellos que se tienen.

POSICIÓN (TOMAR, ASUMIR)

  • El soldado “toma posición” en su trinchera
  • El atleta “toma posición” en el terreno o en la cancha deportivos
  • El hombre en cargo “asume una posición” de autoridad en el desempeño de sus funciones.

POTENCIAL
Potencial equivale a VIRTUAL, eso es, algo con la inherente posibilidad de ser o de venir a ser (devenir). Por ejemplo, en cada semilla de naranja hay un NARANJO POTENCIAL. En cada niña hay una MADRE POTENCIAL.

Valorar el potencial de su ministerio: DETERMINAR O APRECIAR cuales son las posibilidades de ese ministerio.

PRECIO ALTO | ALTO PRECIO

Un “precio alto” es un precio grande.
Un “alto precio” es un precio inmenso.

PREDICAR EL EVANGELIO
El uso del verbo “presentar” con referencia a la predicación del evangelio es tan innecesario como inútil para el mismo fin el empleo del término “compartir”, tan en boga hoy entre escritores y predicadores que aparentemente han olvidado que predicar es palabra noble, de milenaria e ilustre trayectoria, y muy propia cuando con ella se alude o refiere al anuncio del evangelio.

PREOCUPACIÓN POR
El verbo “preocupar” admite tanto las preposiciones “por”, “con”, y “de”. Ejemplo: “Dios no ha llamado a nadie a ser consumido por la preocupación de tales cosas.”

PREVENIR | PREVER

  • Prevenir es aprestar, impedir, eludir, evitar.
  • Prever (pre-ver) es ver antes o con antelación, preconocer, barruntar, presentir, adivinar.

PRIMER | PRIMERO(A)
Respecto a primero y su forma apocopada primer, esta es la regla: si el nombre que lo sigue es del género masculino, se apocopa: “Primer submarino”. Si es del género femenino, se escribe la palabra completa: “Primera exposición”.

PRIORIDAD PRINCIPAL | PRINCIPAL PRIORIDAD

  • “Prioridad principal” es simplemente la primera en su línea.
  • Principal prioridad” es la más importante, la más relevante, la más significativa y aun la decisiva entre todas las prioridades.

PROCURAR

Se “busca” lo que se ha perdido.
Se “encuentra” lo que se busca.
Se “procura” lo que no se tiene.

PROCLAMAR A | ANTE
“Proclamar ante” no denota más que el hecho de hacerlo frente a alguien o delante de alguien (sea un pequeño grupo de personas o una multitud). La acción no implica necesariamente intención alguna.

“Proclamar a” lleva implícita la idea de llamar la atención a aquellos a quienes la “proclama” se dirige, y esperar por tanto de ellos la consecuente acción o respuesta.

PROGRAMAR
Se “programan” las máquinas, los conciertos, las conferencias, los concursos, las competencias deportivas.

PROVEER | SUPLIR

Proveer es dar o suministrar lo que no hay.
Suplir es completar lo que falta.

PROBLEMAS
Los problemas se enfrentan o se encaran. Los problemas NO se experimentan, sino que se “tienen” y “enfrentan”.

Generalmente, el hombre está…

  • pasando por un problema
  • envuelto en un problema
  • inmerso en un problema

pero NO experimentándolo.

PROCESO | PROCEDIMIENTO
Proceso, en su primera acepción, denota la “acción de ir hacia delante”. Procedimiento, en su primera acepción, es la “acción de proceder”, y en su segunda acepción, es “método de ejecutar algunas cosas”.

PÚLPITO EXTRAÑO | EXTRAÑO PÚLPITO

  • Un “púlpito extraño” es un púlpito raro, ralo, extravagante, ridículo quizá.
  • Un “extraño púlpito” es un púlpito insólito, único, singular, no común.

Q

QUIZÁ, QUIZÁS
No hay diferencia de sentido entre ambos términos. Sin embargo, algunos preceptistas aconsejan que cuando la palabra que las sigue comience con vocal, se escriba con “s” (quizás), pues aquella se enlaza suave con la vocal siguiente; mientras que si la sigue palabra que comienza con consonante, se escriba sin “s” (quizá).

marzo 21, 2015 at 3:23 am Deja un comentario

Abecé de cápsulas idiomáticas «J a N»

Seguimos aprovechando las buenas enseñanzas de nuestro ja finado amigo Guido Feliz.

J

JORNADA
Iniciar la jornada de la vida, es palabra que se usa con sentido figurado como equivalente del tiempo de la vida humana, o el recorrido que se hace desde el nacimiento hasta la muerte.

 L

LEAL | FIEL
Aunque “leal” y “fiel” son voces sinónimas, se distinguen, como todas las de su género, por un matiz particular que les da su propio valor o sentido.

Se es leal a un partido, a una causa, a un jefe
Se es fiel a Dios, a la verdad, a la justicia

LENGUA | IDIOMA | LENGUAJE
Aunque en la escritura y el habla ordinarias se da a estas voces un uso indistinto, cada una tiene su matiz propio que la distingue, particulariza e individualiza. Veamos:

 Lengua es primeramente el órgano de la razón y lo que básicamente distingue al hombre del bruto. Éste tiene también su voz o “habla” particular: la del caballo se llama relincho, la del asno rebuzno, la del perro ladrido, la del lobo aullido, la del buey mugido, la de la cabra berrido, la del león rugido, la del gato maullido, la del ciervo bramido, etc.

Pero además de órgano de la razón, Lengua dice también relación al sistema de signos verbales propio de una comunidad humana (clan, etnia, tribu, pueblo, etc.) por la que sus integrantes se intercomunican. De ahí el Inglés de los ingleses, el Español de los españoles, el Francés de los franceses, el Rumano de los rumanos, el Mandarín de los chinos. De su estudio como sistema se ocupan la Lingüística y la Filología.

Idioma es la Lengua sometida a régimen, convertida en canon. De este estudio se ocupan las cuatro ramas de la Gramática (prosodia, ortografía, sintaxis, analogía).

Lenguaje es la expresión particular, individual, de una lengua. Todos los españoles hablan el español, pero la manera en que cada uno de ellos se expresa en esa lengua constituye su “lenguaje”. De donde se infiere que debe de haber tantos lenguajes como personas hablen la lengua española.

LEVANTAR | ELEVAR
“Levantar” y “elevar” sus voces sinónimas, pero debe de ser claro que no pueden usarse indistintamente, o como quien dice “sin ton ni son”.

  • Levantar es voz llana que puede aplicarse a casi cualquier cosa burda, común, u ordinaria: levantar la silla, levantar al niño del piso, levantar los brazos, levantar la caja.
  • Elevar, en cambio, es voz culta cuyo uso corresponde a asuntos de cierta elevación (moral, espiritual, filosófica, artística, etc.). Se eleva una oración, una plegaria, una súplica, una solicitud, un pensamiento, al trono, a una dignidad, etc. En ninguno de esos casos podría usarse la palabra “levantar” sin que de ese modo se desnaturalice el sentido de lo que se desea expresar.

 LEYES | REGLAS
Leyes del tránsito y no “reglas del tránsito”.

  • Las reglas son del juego.
  • Las leyes del precepto legal; se promulgan.

LIBRAR | LIBERAR | LIBERTAR

  • “Libertar” es una disposición jurídica o un hecho política.
  • “Liberar”, una acción moral.
  • “Librar”, una común prevención.

Al preso y al prisionero se los liberta. Es un hecho político.
Al desvalido y al indefenso, se los libra. Es un hecho jurídico.
Al oprimido (o al vicioso) se lo libera. Es un hecho espiritual.
Al siervo y al esclavo, se los redime; es un hecho social.

  • A los esclavos, a los que viven sumidos en el vicio u oprimidos bajo el peso infame de la posesión demoníaca, se los libera.
  • La libertad es política; la liberación moral.

Me libro de lo que viene contra mí o me amenaza.
Me libero de lo que hay o de aquello en que estoy.
Me libertan de la cárcel.
Se libra del castigo como se libra del peligro.
Se libera de la esclavitud como se libera del vicio.

Clamo: “¡Dios, líbrame del que me quiere mal!” (o del que quiere mi mal). No podría decir, para expresar la misma idea, “¡Dios, libérame!”… Pero puedo orar: “Dios, libérame de esta angustia que me mata.”

Desde la perspectiva MORAL, Moisés LIBERÓ a Israel de Egipto.
Desde la perspectiva política, lo LIBERTÓ.

Empero NO lo LIBRÓ, porque Israel vivía ya en la esclavitud. Si Israel hubiese estado en riesgo o hubiera corrido el peligro de ser sometido a la servidumbre, entonces podría decirse con toda propiedad que Moisés lo habría LIBRADO de semejante condición. Pero ese no fue el caso, pues Moisés mismo nació bajo el signo de la esclavitud.

LÍDERES DE FAMILIAS | LÍDERES DE FAMILIA

  • “Líderes de familias” significa “varios (muchos) líderes de varias (muchas) familias”.
  • “Líderes de familia” significa “varios (muchos) líderes de sus respectivas familias”.

La locución “de familia” no es adjetivo puro sino proposición adjetiva que se une al sustantivo (en este caso “líderes”) para formar con él un nuevo sustantivo (líderes de familia). Un fenómeno similar ocurre en la formación de muchas palabras compuestas, en el que, por ejemplo, concurren un verbo y un nombre (limpia, botas), o una preposición y un adjetivo (contra, corriente), o dos o más verbos (correr, ver, decir), para formar nuevos conceptos o nociones vagamente relacionados con su valor original respectivo o sólo asociados con estos por analogía.

Así, de “limpia” y “botas” se forma limpiabotas; de “contra” y “corriente”, contracorriente; de “correr”, “ver”, y “decir”, correveidile (chismoso). En todos y cada uno esos casos los valores originales de limpia, botas, contra, corriente, correr, ver, y decir quedan como semiocultos o en el trasfondo de los nuevos valores semánticos que forman.

LÍMITE | LIMITACIÓN
Se pone límite; el efecto o resultado de esa acción es la limitación.

  • Poner límite a algo es determinar hasta qué punto (extensión, dimensión, situación, etc.) puede llegar algo o alguien.
  • La “limitación” es el fin o término de lo que se limita.

LISTA |LISTADO

  • Una lista es, naturalmente, una sola unidad.
  • Un listado es un conjunto de listas, que implica conjunto, serie, o diversidad.

LUCHAR CON | LUCHAR CONTRA

  • Luchar con es simplemente contender, entablar combate con.
  • Luchar contra algo o alguien, denota resistencia y oposición.

EN LUGAR DE | EN VEZ DE
Generalmente debe preferirse la segunda forma (en vez de), y dejar el uso de la primera para aquellos casos en que “lugar” esté más a tono con su sentido y propiedad.

  • “Quiero éste en vez de aquél.”
  • “Pon ese sillón aquí en lugar del otro.”

Con este último ejemplo, como se puede ver, no hay intención alguna de diferenciar o de distinguir entre uno y otro elemento, ni tampoco se denota o connota preferencia de uno respecto del otro, como es evidente en el primero. “En lugar del otro” se entiende que equivale a “en el lugar en que estaba el primer sillón”.

M

MAL ENTENDIDOS | MALENTENDIDOS
Hay cosas que son “mal entendidas”, o erróneamente entendidas. Debido a ello, en más de una ocasión el mal entender algo ha tenido como triste consecuencia “malentendidos” entre vecinos en los que a veces, es cierto, no han faltado sus mojicones y ‘jalones’ de crenchas. Consecuentemente, algo que “ se entiende mal” es algo que no se entiende bien; pero un “malentendido” es algo que necesariamente se ha mal entendido o que se ha tomado en mala parte.

De ahí también que “malentendido” sea sustantivo, mientras que “entender mal” es locución adverbial. Ejemplo: Manuel dice que Luis es “rico”, pero Luis entiende que dijo “mico”. A consecuencia de Luis “entender mal” lo que dijo Manuel, surge un “malentendido” (una disputa, un altercado) que da al traste con la vieja amistad entre ambos. En este caso “malentendido” casi equivale a ofensa y ultraje.

MALTRATAR | TRATAR MAL

  • Tratar mal es lo contrario de “tratar bien”.
  • Maltratar es lo contrario de “buen trato”.

En casa de Simón el fariseo, quien lo había invitado a cenar, Cristo protestó que su anfitrión no le diera buen trato (Lc 7:44-46), no que lo maltratara. Simón habría “maltratado” a nuestro Señor si en vez de recibirlo le hubiera tirado la puerta o le hubiera dicho que tenía un “importante negocio” a que atender y que volviera otro día. Pero Simón no lo trató bien, eso es, no le dio el trato que según cultura y costumbre se dispensaba a los invitados.

Uno puede ser no meramente “tratado mal”, sino ser maltratado, es decir, de manera descortés, desconsiderada, abusiva, ultrajante quizá.

MAL USAR | USAR MAL

  • “Usar mal” una cosa es usarla incorrectamente.
  • “Mal usarla”, en cambio, es usarla impropiamente.

Lo primero corresponde a la esfera intelectual; lo segundo al ámbito de la moral, de la ética, o de la moralética.

MANDAMIENTO | MANDATO

  • Mandamiento es precepto, principio, prescripción, regla, estatuto, canon ordenanza.
  • Mandato es orden, disposición, envío, despacho, mensaje.

MANDAMIENTOS PRINCIPALES | PRINCIPLAES MANDAMIENTOS

  • “Mandamientos principales” son los primeros en estimación o importancia
  • Principales mandamientos” son los esenciales, imprescindibles e inexcusables, moralmente hablando.

MANDAR | ENVIAR

  • “Mandar” viene de “mano”, es lo que se envía por mano de alguien.
  • Si se trata de otro medio (el postal, por ejemplo), entonces se “envía”, no se “manda”.

MARCAR | TRAZAR           

  • Marcar es “señalar con signos distintivos”.
  • Trazar es “hacer trazos”. Trazo, a su vez, es la “delineación con que se forma el diseño o planta de cualquier cosa”.

MARCHITAR | MUSITAR

  • En sentido figurado, es propio decir que se marchitan… los planes, los proyectos, las empresas.
  • Los seres dotados de razón y de conciencia, se musitan.

MARÍTIMO | MARINO
Lo marítimo dice relación al mar, pero no es por necesidad marino o naturalmente parte del mar. Marítimo, en efecto, es un litoral, un viaje en buque, un crucero en yate. Marítima es también una ciudad, una navegación de cabotaje, una capitanía de puerto.

  • Marino sólo puede serlo un cetáceo, un escualo, un seláceo, un teleóstelo; o un navegante, un grumete, o un simple yolero.
  • En una palabra: lo marino es naturaleza; lo marítimo artificio.
  • El hombre hace lo marítimo. Dios crea lo marino.

MÁS | MAYOR
Las cosas tienen o pueden tener mayor o menor significado, pero no “más” ni “menos” significado. Si se dice, por ejemplo, que el sol ilumina, con afirmar a la vez que su luz quema no se estaría enunciando un hecho más significante que con el primer enunciado. Si, por el contrario, se dice que Saturno es grande, y luego se agrega que Júpiter es un poco mayor, con esto último no se estaría afirmando una verdad más significativa que la primera, sino solo un hecho mayor o de mayor relevancia astronómica. “mayor significado”

MÁXIMO | SUPREMO

  • Lo máximo es lo más grande en su especie. Por ello mismo el término admite grados comparativos.
  • Lo supremo, en cambio, es aquello que no puede ser sobrepasado. No admite, por tanto, grados de comparación.

Decimos, por ejemplo: “La velocidad máxima que ese Mustang puede desarrollar es 250 millas por hora”. Nada más absurdo que decir, para significar lo mismo: “La velocidad suprema que ese Mustang puede desarrollar…”

De Dios decimos con toda verdad y propiedad que es “el Ser Supremo”. No sólo sería descabellado sino irreverente decir que Dios es “el Ser Máximo”, como si antes de Él pudiera contarse otros seres. Dios no tiene segundo, así como nadie tampoco está o puede estar “por encima de Él”.

“Máximo” y “supremo” pueden fácilmente confundirse como voces sinónimas y tener por tanto un uso equívoco. Según el Diccionario de la RAE, “máximo” es superlativo de “grande”, y en su segunda acepción “dícese de lo más grande en su línea” (Tom. II pág. 1339). De ahí que sea propio hablar de “máximo común divisor”, “conjunción máxima”, “círculo máximo”. Nada más extraño al genio de nuestra Lengua que decir, para significar lo mismo, “supremo común divisor”, “conjunción suprema”, “círculo supremo”.

Respecto de “supremo”, el mismo Diccionario dice que es superlativo de “alto”, o sea sumo, altísimo. En su tercera acepción se define como aquello que “no tiene superior en su línea” (Idem. pág. 1922). De donde sea propio decir “Ser supremo” (Dios), “Tribunal Supremo”, “comando supremo”, “la hora suprema”, etc. Extraña cosa sería que en su lugar se dijera “Ser máximo”, “Tribunal Máximo”, “comando máximo”, “la hora máxima”.

Empleamos el mismo propio lenguaje cuando decimos: “El caso se ventilará hoy en el Tribunal Supremo”. Sería en extremo disparatado decir “en el Tribunal Máximo”.

Con referencia a la autoridad de la Biblia, se trata de la “suprema autoridad”, no de la “máxima”, como si en asuntos morales se pudiera recurrir a otras autoridades menores aunque también válidas. La Biblia es la inapelable Palabra de Dios. Y punto.

MENCIONAR
“Mencionar”, en su segunda acepción, es “referir, recordar y contar una cosa para que se tenga noticia de ella” (Diccionario de la RAE, tomo II pág. 1353). Las acciones de referir, recordar, y contar presupone la referencia a hechos, situaciones o circunstancias del pasado, no del presente.

MENOSPRECIO | DESPRECIO

  • Menospreciar es dar a algo o a alguien “menos precio” de lo que en efecto tiene.
  • Despreciar es no darle ningún precio.

MENTOR | A
Aunque debido a su origen mitológico MENTOR solo se usa con sentido masculino, se pueda decir MENTORA si el “mentor” es una mujer. Es lo mismo que pasa con secretaria, presidenta, y menos corrientemente MÉDICA (mujer médica, no MÉDICO). Pero también podría usarse, en lugar de MENTOR(A) consejera, preceptora, instructora, guía, etc.

MENOSPRECIAR | DESPRECIAR
“Menospreciar” es dar a algo o a alguien “menos precio” del que en efecto tiene. “Despreciar”, en cambio, es no darle o reconocerle ningún precio (des | preciar).

MIEDO | TEMOR
El “miedo” es la percepción de nuestros sentidos ante un peligro inminente, real o imaginario; el “temor” es la racionalización del miedo.

  • El miedo, como la sensibilidad, es propiamente animal; es instintivo, irreflexivo.
  • El temor, como el sentimiento, es exclusivamente humano; es reflexivo, de conciencia, racional.
  • El bruto siente miedo; el hombre teme.

MINISTERIO POSTRERO | POSTRER MINISTERIO

  • “Ministerio postrero” es el último en línea, secuencia, o sucesión.
  • “Postrer ministerio” es final en designio o propósito.

El ministerio postrero acaba y termina; el postrer ministerio se cumple y consuma.

MIRAR | VER
Mirar es más que ver. Esta última acción puede ser un accidente y aun un incidente. No así la primera, pues requiere esfuerzo y concentración.

El hombre de ciencia primero “ve”, y luego “mira” el objeto de su curiosidad o de su indagación científica.

MONEDA
Las monedas, como las medallas, tienen dos lados: uno, el anverso; otro, el reverso. En consecuencia, en vez de decir “en el otro lado de la moneda” (que no precisa de cuál de los lados de la moneda se trata), se dirá “en el reverso de la moneda”, supuesto que ese “otro lado” a que se alude sea el contrario del “anverso”.

MORIR | FALLECER | PERECER
“Morir” es la voz genérica. Aplica tanto al que “fallece” como al que “perece”. “Fallecer” es morir, como se dice, “de muerte natural”. “Perecer” es morir violentamente, accidentalmente, incidentalmente quizá. “Luciano murió mientras se hallaba en Roma”; “Mariana falleció a los 86 años de edad”; “Gardel pereció en un accidente aéreo”. Luciano, Mariana, y Gardel murieron; pero solo éste pereció.

 MOSTRAR | DEMOSTRAR
Aunque comúnmente tomados por sinónimos, hay una marcada diferencia entre las voces mostrar y demostrar

  • Mostrar es señalar, exhibir o exponer; describe un hecho. Quien “muestra”, enseña.
  • Demostrar es argüir, probar, justificar. Quien “demuestra”, persuade y convence. Cuando se “demuestra”, se verifica y prueba; es un argumento.

Muestro un libro, demuestro su buena o mala calidad. Cuando lo muestro lo exhibo; cuando lo demuestro, lo estudio, lo analizo, lo pondero, lo valoro, lo taso por decirlo así. De donde se colige que demostrar siempre dirá y será más que el mero mostrar.

MOSTRAR | MANIFESTAR
Aunque “manifestar” y “mostrar” son voces sinónimas, se distinguen entre sí en el siguiente detalle: se puede “mostrar” con o sin intención de hacerlo; pero toda “manifestación”, referida al hombre o a Dios, es necesariamente deliberada e interviene por tanto en ella la voluntad del hombre o la de Dios.

  • Mostrar equivale a exhibir. La idea de “mostrarse” denota una acción que puede ser, y que generalmente es, fortuita, casual, incidental.
  • Manifestar equivale a demostrar. La idea de “manifestarse” denota una acción consciente, volitiva, deliberada.

MOSTRAR CON | MOSTRAR EN
Si no mostramos a Jesús con nuestra vida, ¡no podemos demostrar que somos cristianos!

La función de las preposiciones es más, en algunos casos mucho más, que meramente servir de “partícula de enlace” entre palabras “llenas” o significantes. La frase modelo anterior podría ilustrar muy bien lo que en ese sentido se dice; pues hay una acaso sutil pero real y efectiva diferencia entre las locuciones “mostrar con” y “mostrar en”.

Por ejemplo, cuando un actor dramático representa un personaje en el escenario, puede decirse que en general muestra con su actuación el carácter o las acciones del representado. Pero cuando un discípulo sigue fielmente las enseñanzas de su maestro, rector, o mentor, entonces sería más propio decir que las muestra en su vida.

Entre el carácter del actor y el del personaje representado no hay, necesariamente, ninguna relación o afinidad; pero sí la hay entre el carácter del maestro y el carácter del discípulo. Por eso, fue relativamente fácil identificar a quienes estuvieron muy cerca de la persona y de las enseñanzas de Jesús, el Maestro, pues a todos les era manifiesto que reflejaban de él su carácter y aun su porte, denuedo, y dignidad (Hch 4:13). Consecuentemente, aunque en la frase modelo no es impropio decir “mostrar con”, podría serlo más decir “mostrar en”, pues de ese modo la idea se enriquece y encarece.

MOVER | MOTIVAR

  • Motivar es el “mover” del espíritu para obrar el bien.
  • Mover es el “motivar” de las pasiones para obrar el mal.

Por lo general, la palabra mover tiene un uso más común o vulgar (idiomáticamente hablando) y además una connotación moral negativa que su sinónima motivar. Se “mueven” cosas (una mesa, una silla, una estufa) como se mueven malas pasiones (el odio, la envidia, los celos). Pero no podría decirse de alguien que se sintiera “motivado” por el odio, por la envidia, por los celos.

MÓVIL | MOVIBLE

  • Movible es lo que puede moverse.
  • Móvil es lo que se mueve de suyo.

MUNDADO | MUNDANAL
Todo lo “mundano” es mundanal, pero no todo lo “mundanal” es forzosamente mundano.

  • Mundanal es todo lo que pertenece al mundo.
  • Mundano es “la parte mala o dañada del mundo”.

N

NACIÓN

En la Biblia, naciones dice relación a todos los pueblos, excepto Israel.
Es decir, que “naciones” equivale a “paganos”.

NECESIDADES
Suplir, satisfacer necesidades; llenar es más vulgar u ordinario.

NOTICIAS
Fuente noticiosa

NUEVO | NUEVA

  • Una “familia nueva” es una familia que apenas acaba de formarse
  • Una “nueva familia” es simplemente “otra familia”

La misma idea se ilustra con la expresión: “Maruja compró un carro nuevo”; “Ambrosio tiene un nuevo violín”. “Carro nuevo” equivale a recién salido de fábrica o de caja; “nuevo violín” significa sólo “otro violín”.

Una “cultura nueva” es una cultura recién manifiesta, recién inaugurada, que acaba de emerger, por decirlo así, lo que en sociología sería un extraño suceso, un insólito fenómeno, casi un portento (véase a manera de ejemplo Is 66:8). Pero una “nueva cultura” no significa que la cultura es “nueva”, sino que la cultura es “otra”, particularmente para el que deja la suya y se incorpora a la ajena.

La diferencia de sentido la marca el uso del adjetivo. Éste, como se sabe, cuando va después del sustantivo que modifica, hace propiamente función de tal. Cuando lo antecede, funciona como epíteto.

Por eso no es lo mismo ni se significa lo mismo al decir: “Lorenzo compró un auto nuevo”, que “Bartolo compró un nuevo auto”. En el primer caso se alude a un vehículo “sacado de caja” o de fábrica, nuevecito. En el segundo, simplemente a “otro coche”, que puede ser nuevo, o del tipo “este cacharrito me gustó”.

marzo 13, 2015 at 3:24 pm Deja un comentario

Abecé de cápsulas idiomáticas «G», «H» e «I»

Antes de seguir con las cápsulas tengo que comentar sobre un detalle que surgió durante un trabajo de traducción.

Dios sabía que Nehemías quería

Hay que tener cuidado de no repetir estas terminaciones casi similares. Léelo y verás que no suena bien. Pon tu comentario de cómo lo cambiarías.

G

GENTE | GENTES
Hay acaso una sutil diferencia de valor o sentido entre “la gente” y “las gentes”. Por lo general se entiende que “la gente” dice relación al común de las personas. En ese sentido se usa en infinidad de refranes y otras expresiones vulgares o populares: “Donde va Vicente, va la gente”; “y de eso, ¿qué dice la gente?”; “casi no había gente en la calle. Aquello era un desierto.” En cambio “las gentes” refiere o alude a los pueblos o naciones.

Precisamente, uno de los títulos mesiánicos de Cristo es “El Deseado de todas las gentes” o naciones (Hageo 2:7). Así, en razón de lo dicho, la frase modelo anterior debe leer “la gente del país en que viven”, y no “las gentes”.

GENTE SUFICIENTE | SUFICIENTE GENTE

“Gente suficiente”, equivale a gente preparada, apta, idónea para un fin práctico, etc.
“Suficiente gente” significa adecuada cantidad, la que basta para un propósito dado.

GEOGRAFÍA | TOPOGRAFÍA

La geografía se define como la “ciencia que trata de la descripción de la Tierra”.
La topografía es el “arte de describir y delinear detalladamente la superficie de un terreno”.

GIGANTE | GIGANTESCO

  • Las cosas y objetos en general son o pueden ser “gigantescos”.
  • Los hombres serán en todo caso “gigantes”. Goliat, por ejemplo, era un “gigante filisteo”.
    Podría empero decirse de su espada y lanza que eran “gigantescas”.

GOCE | GOZO

GOCE: relación al disfrute o usufructo de bienes, privilegios, derechos, propiedades: el goce de una buena salud, de una hacienda, de una herencia. Goce no es lo contrario de pena, sino de desposeimiento, de privación, acaso de desamparo.

GOZO: relación con las cosas concernientes a los afectos: el gozo del cariño de una madre, de la sonrisa de un niño, de la mirada del abuelo. Gozo es lo contrario de pena (tristeza, desaliento, amargura, frustración). Ej: Gozos y penas.

GOZO | REGOCIJO

El “gozo” es particular y privado, de uno, de uno solo.
El “regocijo” es colectivo, plural, de muchos, y público.

Nadie puede regocijarse sino en compañía de dos o más personas.

GRACIA
La gracia, por definición, es siempre inmerecida. No hay gracia que de suyo no lo sea. Decir que la gracia es el favor que Dios nos concede, basta.

GRAN CUIDAD | CIUDAD GRANDE
Roma era una gran ciudad, y Onesíforo buscó hasta encontrar dónde se hallaba prisionero Pablo.

Roma, sin duda, era “una gran ciudad”, pero por el contexto se da a entender que la búsqueda emprendida por Onesíforo se le haría más ardua debido, no a la “grandeza de Roma”, sino a su extensión urbana. Así, en vez de leer “Roma era una gran ciudad”, sería más propio, en este particular caso, que la frase modelo leyera: Roma era una ciudad grande.

GRANDEZA | GRANDIOSIDAD
La “grandeza” de las cosas físicas o materiales se llama “grandor”. Si a la idea de grandor va unida la de gran arte o esplendidez, se llama entonces “grandiosidad”. En cambio “grandeza” es el grandor moral. De una imponente catedral se dice que es “grandiosa”; referido a la extraordinaria probidad e integridad moral de un hombre, “grandor” adopta el nombre de grandeza. “El grandor (o la grandiosidad) de la Creación).”

GUARDIA | GUARDA

  • “Guardia” es el soldado que hace de custodio, de centinela, de vigía de un fuerte, de una fortaleza o de otro recinto militar.
  • “Guarda” es el civil que cuida, vigila o protege una propiedad o una institución.

Los servidores del templo solimitano que acompañaban a Judas eran guardas –no guardias–; los soldados que también formaban parte de la compañía eran guardias, no guardas.

GUIAR
La palabra “guiar” (como sus sinónimas conducir, orientar, dirigir, encaminar) no tiene, eso es, no puede tener, más que un uso positivo, moralmente hablando.

  • No se “guía al mal”.
  • No se conduce al crimen.
  • No se orienta al latrocinio.
  • No se dirige al fraude.
  • No se encamina a la inmoralidad.

GUSTAR
El uso del verbo gustar en algunas circunstancias puede ser impropio, en otras no propio, en unas pocas propio, y en las más, vulgar.

Puede ser “impropio” cuando por el contexto lo propio sería usar “agradar”, “complacer”, “satisfacer”, o cualquier otro verbo “culto” o literario.

Puede ser “no propio” cuando refiere al agrado o a la complacencia con que Dios recibe la gloria o la honra de las personas y percibe la bondad de las cosas.

Generalmente su uso es “propio” cuando refiere o alude al sabor de las comidas, o a la delicadeza o agudeza con que se aprecian las obras de arte o se expresa el buen humor.

Ejemplo de uso no propio: “¿A quién no le gustaría una relación así con Dios?” Es obvio que por el contexto en que aparece el verbo “gustar” lo más propio sería sustituirlo con “agradar” u otro verbo de idéntica “dignidad”.

Ejemplo de uso poético e intencionalmente “vulgar”:

Si de mis mayores gustos, mis disgustos han nacido,
gustos al cielo le pido, aunque me cuesten disgustos.
(Sor Juana Inés de la Cruz)

NOTA: Se entiende, naturalmente, que cuando se habla del uso “impropio” o del uso “no propio” del verbo gustar se refiere o alude con ello al sentido estilístico, no semántico.

GUSTAR | GUSTAR DE
Hay una diferencia de sentido y grado entre el verbo “gustar” y la proposición o locución verbal “gustar de”.

  • Gustar equivale a probar o experimentar.
  • Gustar de equivale a gozar y disfrutar.

“Natalia gusta de los bizcochos de chocolate”, no significa meramente que los “prueba” o que les “gusta”, sino que los saborea, es decir, que gusta mucho de ellos.

H

HÁBIL | HABILIDOSO

Hábil equivale a capaz, ingenioso, diestro.
Habilidoso es sinónimo de mañoso, astuto, marrullero, Trespatines.

Los que tienen por oficio instalar las luces en un escenario son por lo general hábiles utileros. Los que de mil y una formas intentan eludir los deberes de la existencia y quieren así “salirse con la suya”, son generalmente habilidosos. (Aunque no tanto como se lo imaginan o se lo suponen.) De modo que se puede ser “hábil” sin ser “habilidoso”; pero de ordinario un “habilidoso” es también “hábil” a su peculiar manera.

El hombre es hábil; Dios puede.

HACER ALGO MAL | HACER ALGO MALO

“Hacer algo mal” es errar al hacerlo. (un desliz de la razón)
“Hacer algo malo” es pecar al cometerlo. (un fallo del corazón)

  • Hacerlo mal es un defecto intelectual.
  • Hacer el mal es un fiasco y una caída de la conciencia.

HALAGO | ADULACIÓN

  • El “halago” es la “adulación” tomada en buena parte. El halago es y siempre puede ser obsequioso, grácil, amable, gentil, generoso, humilde.
  • La “adulación” es un “halago” tomado en mala parte. La adulación es siempre interesada, calculadora, egoísta, astuta, aprovechadora en mala parte.

HALLAR | ENCONTRAR

  • Hallar es siempre casual y fortuito. Se halla lo que no se busca.
  • Encontrar supone voluntad y propósito. Se encuentra lo que se ha perdido.

HALLAR: Dar con una persona o cosa SIN BUSCARLA.
ENCONTRAR: Topar una persona con otra o con alguna cosa QUE BUSCA.

“Hallar” es en efecto “encontrar.

  • Lo que se encuentra es lo que se busca.
  • Lo que se halla es lo que no se busca.

Consecuentemente, mi pregunta sería una y sería simple: ¿Cómo si el verbo “encontrar” significa DAR CON LO QUE SE BUSCA, aparezca luego en la segunda acepción de “hallar” como DAR CON LO QUE NO SE BUSCA, precisamente?

Independientemente de este embrollo, hallo (¿o debo decir “encuentro”?) que en el Diccionario Ideoconstructivo, del filólogo español Martín Alonso, los verbos HALLAR y ENCONTRAR figuran entre diversas voces supuestamente sinónimas de ellos, como “ver”, “anotar”, “descubrir”, “inventar”, además de “tropezar”, “topar”, “dar con”; y que específicamente de HALLAR se diga que es “DAR CON UNA PERSONA O COSA”, sin que se aclare o precise si esa acción es accidental, incidental o deliberada.

HALLAR A | ENCONTRARSE CON
Cuando uno “encuentra” un amigo lo que en efecto hace es “encontrarse CON” él, que es otra cosa. Dirá usted: “Bien, descífreme el jeroglífico”. Lo intentaré en el acto: lo que pasa es lo siguiente: HALLAR es siempre una experiencia primera, un hecho único, una “experiencia inédita”, por decirlo así, HASTA QUE SE HALLA en efecto. Una vez se “halla” jamás se vuelve a “hallar” a la misma persona, cosa, u objeto.

En realidad y por otra parte, hablando de un ente racional y pensante como el hombre, no sería muy propio decir que se lo “halla” ni que se lo “encuentra”. Sin embargo, el uso de ciertas preposiciones que acompañan o que pueden acompañar o regir a los verbos HALLAR y ENCONTRAR les imprime a ambos una nueva significación que por sí mismos, es decir, como voces abstractas o infinitivas no tienen de suyo. Así, una cosa sería “hallar” o “encontrar” a secas, y otra muy distinta “hallar A” o “encontrarse CON”.

Cuando usted o yo topamos con un amigo o amiga en la calle, no puede decirse propiamente ni que lo “hallamos” ni que lo “encontramos”, dado que ya es nuestro amigo o amiga. Es corriente oír que alguien diga: “Fui al parque y me encontré con Luis (o con su primo Bonificio)”, pero nunca con la intención de decir que en efecto y literalmente se “halló” al bueno de Luis, sino que se “topó CON él”, que se vieron, que intercambiaron saludos, y que quizá entablaron también un diálogo breve pero oportuno y sabroso.

El profeta dice que algunos son “como el que huye del león, y se HALLA (algunas revisiones bíblicas leen ENCUENTRA) con un oso” (Amós 5:19). Y es así, se entiende, porque nadie en su sano juicio querría “salir al ENCUENTRO” del fiero animal, con el que, no obstante y según el muy sabio decir de Salomón, es preferible ENCONTRARSE que “con un necio en su necedad” (Pr 17:12). El propio Proverbista dice que “el que HALLA esposa, HALLA el bien” (Pr 18:22), “como se halla un vellón perdido pero que no se busca”, diría irónico un ocioso e impertinente filólogo.

HECHO | SUCESO | ACONTECIMIENTO
Hay una gradación progresiva de importancia o significación entre las voces “hecho”, “suceso”, y “acontecimientos”, que hace de esta última se reserve para designar con ella a hechos y sucesos verdaderamente importantes o trascendentes.

Suceso es más que hecho.

Acontecimiento es más que hecho y sucesos, respectivamente.

HOGAR | CASA
“Hogar” es voz sinónima de casa, morada, domicilio. Sin embargo, tiene una connotación moral que a duras penas podría tener “casa”. La lírica del viejo y casi olvidado himno lee: “Hogar de mis recuerdos, a ti volver anhelo, no hay sitio bajo el cielo, más dulce que mi hogar”. Póngase en su lugar la palabra “casa” y todo el encanto y la delicadeza del poema habrá desaparecido.

HOMBRE VIEJO | VIEJO HOMBRE

  • Hombre viejo: anciano
  • Viejo hombre: pecador

“Hombre viejo” equivale a anciano, “entrado en años”; pero en las Escrituras “viejo hombre” es sinónimo de pecador, inconverso, no regenerado, en una palabra, no cristiano, aunque tenga solo veinte años. En consecuencia, de lo que el creyente en Cristo se ha despojado no es del “hombre viejo”, sino del viejo hombre. Y lo que se dice de “hombre viejo” aplica, más o menos, a “hombre nuevo”. Forzando un poco el lenguaje, tal vez podría decirse de un hombre joven que es un “hombre nuevo”; pero un “nuevo hombre”, en las Escrituras al menos, equivale a hombre regenerado, convertido, cristiano, creyente en Jesucristo.

HOMICIDIO | ASESINATO

  • “Homicidio” meramente denota la muerte de un hombre por otro hombre; no se discute si hubo o no intención del homicida.
  • “Asesinato” es un homicidio con intención, premeditación, o alevosía.

De modo que aunque todo asesinato es un homicidio, no todo homicidio es un asesinato.

HONESTO | HONRADO

La honestidad se relaciona con el decoro y con la decencia, con el recato, con el pundonor. Hombre honesto, mujer recatada, militar pundonoroso. En todos estos casos se alude a la decencia en el decir, a lo decoroso en la apariencia exterior. “Hombre honesto” es aquel cuyo lenguaje no está contaminado por vulgaridades; “mujer recatada” dice relación a la dama modesta; “militar pundonoroso” refiere al soldado correcto y respetuoso.

La honradez, por otra parte, se relaciona con la Moral. “Hombre honrado”, “mujer honrada”, “militar honrado”. ¿Qué se significa? Pues que el hombre, la mujer, y el militar son, además de honestos, rectos, íntegros, justos, ecuánimes, virtuosos.

Aunque voces sinónimas, honradez difiere de honestidad en que mientras ésta refiere a la esfera de la decencia, del decoro, del recato, de la pudicia, aquélla refiere al ámbito de la moral, de la honra, de la probidad, de la integridad.

HOY EN DÍA | HOY
Lo propio podría decirse de estas dos expresiones. La forma “hoy en día” con el tiempo ha devenido clisé o frase hecha y quizá por ello deba preferirse el término simple (hoy), que tiene además sobre la primera la ventaja de la “economía” de voces.

I

IGLESIA
El término iglesia sólo conviene a lo cristiano. La “iglesia” de los judíos se llama sinagoga; la de los musulmanes, mezquita; la de los budistas y otras religiones asiáticas, pagoda.

Puesto que la palabra iglesia sólo dice relación a la grey de Cristo, añadirle el adjetivo “cristiana” viene sobrando.

Iglesia se escribirá con mayúscula inicial si se refiere con ella a la iglesia universal; si la referencia es a una denominación cristiana, entonces los términos significativos que compongan el nombre se escribirán con mayúscula inicial: “Iglesia Anglicana”, “Iglesia Bautista”, “Iglesia Nazarena”.

Las habituales expresiones “iglesia apostólica” e “iglesia primitiva” han de escribirse siempre con minúscula inicial, pues no se refiere o alude con ellas a ninguna denominación eclesiástica.

IGLESIA PEQUEÑA | PEQUEÑA IGLESIA
Una “iglesia pequeña” es lo contrario de una “iglesia grande”. Dice por tanto relación a su dimensión física o material y numérica o de afiliación.

Una “pequeña iglesia” denota la idea contraria, no de “iglesia grande”, sino de “gran iglesia”.

En el primer caso “pequeño” es adjetivo calificativo, y va por tanto inmediatamente después del sustantivo que modifica; en el segundo, “pequeño” hace función de epíteto, y en consecuencia va inmediatamente antes del nombre que afecta.

A propósito, una “gran iglesia” puede ser a su vez una “iglesia pequeña”. Recuérdese, asimismo, que el epíteto, a diferencia del adjetivo común, no califica, ni determina, ni describe, sino que encarece el valor semántico del sustantivo que modifica, y embellece, estilísticamente, la frase misma de la que es parte inherente. Por otra parte, pequeña iglesia dice relación a su importancia o grado de influencia en la comunidad en comparación con la gran iglesia, no a su dimensión física; en la misma forma en que una iglesia pequeña lo es respecto a la dimensión de una iglesia grande.

IGUAL
Lo que es igual no admite término comparativo, porque lo igual solo puede serlo a sí mismo. El computador en que escribo ahora es igual a sí mismo, aunque sea idéntico a otro ordenador.

Dos lápices, aunque sean “idénticos”, no son iguales. Para que lo fueran sería necesario que uno se fusionara en el otro de tal modo que conformen una sola unidad o entidad, no dos.

Desde la perspectiva humana, es imposible que la experiencia de nadie hoy sea “igual” a la de, por ejemplo, los pastores judíos en la primera Navidad. Pero no siendo “igual”, la experiencia del que oye hoy la historia de la Navidad puede ser muy semejante o aun idéntica a la de aquellos pastores, figuradamente o espiritualmente hablando, desde luego.

IGUAL A JESÚS
Nadie puede ser “igual a Jesús”, como no se puede ser “igual” a nadie. No pudiendo ser “igual a Jesús”, se puede empero ser “cómo Jesús”, eso es, semejante a él. Con la gracia de Dios, que todo lo puede, podemos los creyentes en él aspirar al menos a ser “idénticos a Jesús”.

Ser “idénticos a Jesús”, sin embargo, no nos haría por ello “iguales” a él. Ni en el cielo ni en la tierra puede alguien, por grande o excelente, ser “igual a Jesús”. En realidad, Jesús es solo IGUAL A SÍ MISMO. (Véase, a propósito, Ap 19:12.)

IMPACTO DURADERO | DURADERO IMPACTO

  • Un “impacto duradero” es uno que dura más allá de lo común u ordinario.
  • Un “duradero impacto” es aquel que además de extraordinario es muy eficaz.

En el primer caso, “duradero” es adjetivo calificativo del sustantivo “impacto”; en el segundo, inmediatamente antepuesto al sustantivo, “duradero” hace función de epíteto. El adjetivo es aquella parte de la frase que califica, determina o describe la palabra que modifica; el epíteto es el adjetivo que inmediatamente antepuesto al sustantivo lo caracteriza, lo encarece y aun lo perfecciona.

Duradero impacto = efectivo, dinámico, enérgico, poderoso, invencible, indisoluble

INAPROPIADO | IMPROPIO
“Inapropiado” denota sólo aquello que no es propio para el fin propuesto, o no se ajusta a lo deseado o esperado; “impropio” empero denota la idea contraria de lo propio, digno, o conveniente. Lo “inapropiado” pertenece al ámbito de lo útil y lo práctico; lo “impropio” a la esfera de la moral y de la ética. De donde lógicamente se infiere que en determinadas circunstancias, lo “impropio” es o podría ser, comparativamente, mucho peor que lo “inapropiado”.

INCRÉDULO | INCONVERSO | IMPÍO

Incrédulo en español no es equivalente del unbeliever inglés. En nuestra Lengua este término denota o connota un sentido que pudiera ser peyorativo y aun ofensivo. Incrédulo es el que se resiste a creer, que no quiere creer, sin que su actitud represente una oposición tenaz ni a la Fe ni a los que creen.

Inconverso es contrario de converso. Lo equivalente de “incrédulo” es rebelde o contumaz para con la Fe, no inconverso. El equivalente de este término es no-creyente, no impío.

No todos los “inconversos” son incrédulos, aunque todo incrédulo es forzosamente “inconverso” por lo que hace a la doctrina y fines de la religión cristiana.

Impío es un tipo de incrédulo que no solamente no cree sino que milita contra Dios, que resiste la fe, que se levanta contra los creyentes. Dicho de otro modo: el “incrédulo” es el ateo; el “impío” es el ateísta.

INCORRECTO | IMPROPIO

  • “Incorrecto”, como “correcto”, es voz de la esfera intelectual.
  • “Impropio”, como “propio”, es término del ámbito moral.

INDAGAR | INVERTIGAR | INTERROGAR | INQUIRIR

  •  El estudioso, indaga
  •  El policía, investiga
  •  El fiscal, interroga
  •  El juez, inquiere, interroga
  •  El amigo, pregunta
  •  La autoridad, inquiere

INFORME | REPORTAJE

Los informes investigativos los prepara la policía.
Los reportajes investigativos los escriben los periodistas.

INFRINGIR | QUEBRANTAR | VIOLAR
En la mayoría de los casos estas voces sinónimas (infringir, quebrantar, violar) denota un matiz o una sutileza que en la practica del lenguaje se pasan por alto. Como es el caso con palabras tan vulgares y conocidas como andar, caminar; coger, asir; conseguir, obtener; etc.

  • Se infringe la ley.
  • Se quebrantan las normas.
  • Se violan los estatutos

INMENSO

“La paciencia de Dios es inmensa.
“Inmenso” no admite términos de comparación.

No hay cosas “menos inmensas”, “más inmensas”, ni “relativamente inmensas”.

INMUTABLE PALABRA | PALABRA INMUTABLE

  • Una “inmutable palabra”, es una palabra que de suyo no puede cambiar, ni ser cambiada.
  • Una “palabra inmutable” es una palabra que no cambia.

INSTRUMENTO MEJOR | MEJOR INSTRUMENTO

“Instrumento mejor” es el primero en su línea.
Mejor instrumento”, es el más eficaz de todos.

INTENTAR

Intentar denota propósito, objeto, finalidad, designio, que puede o no llevarse a efecto o consumación.

INTERÉS PROPIO | PROPIO INTERÉS

“Interés propio” es aquel que pertenece exclusivamente al que lo tiene.
“Propio interés” es aquel que no puede darse o intercambiarse sin pérdida o perjuicio del que lo da o lo intercambia.

El automóvil de Brunilda es un interés propio de ella; el derecho a ser respetado es un propio interés de Sebastián. El auto puede venderse, cambiarse o intercambiarse sin que por ello su feliz propietaria sufra menoscabo moral alguno; en cambio, si el bueno de Sebastián vendiera, cediera o hipotecara su derecho a ser respetado, estaría infligiendo un irreparable daño a su integridad moral.

INTERESARSE POR | EN

Se puede interesar a alguien “en” un negocio, empresa o misión.
Sólo se puede interesarse “por” otro u otros.

INVENCIÓN | NUEVA INVENCIÓN
Toda “invención” es por definición “nueva”, por lo menos en el momento en que la cosa se inventa; pero hay una diferencia entre “invención nueva” y “nueva invención”.

La invención nueva, como la casa “construida” con respecto a la “reconstruida”, es algo que hasta el momento mismo de su invención no existe.

Nueva invención, como “nuevo carro” respecto a “carro nuevo”, simplemente quiere decir “otra invención” respecto a otras invenciones, no necesariamente una “invención nueva”.

INVOLUCRAR
“Involucrar” casi siempre se toma en mala parte: los involucrados en el crimen, en el robo, en las falsificaciones, etc.

Dios nunca está –ni podría estar—”involucrado” en nada, pero sí concernido, interesado, ocupado, y aun inmerso en los asuntos de sus hijos.

ISRAELITA | ISRAELÍ
“Israelita” es el nombre genérico con que se conoció a todos aquellos que descendiendo de Jacob (Israel), formaron pueblo, el pueblo de Israel, no “la nación de Israel”, como corrientemente se lee con referencia al Israel de los tiempos mosaicos o davídicos.

“Israelí” es el gentilicio dado al habitante del moderno estado de Israel, nacido en 1948.

 


marzo 5, 2015 at 9:11 pm Deja un comentario

Abecé de cápsulas idiomáticas «E» y «F»

Seguiremos con las cápsulas que he reunido de las notas recibidas hace algunos años del finado corrector de estilo Guido Feliz, que en paz descanse. 

E

EBRIEDAD | EMBRIAGUEZ

La “ebriedad” es una condición y puede ser un estado.
La “embriaguez” en cambio es un efecto.

Cuando tomo licor en exceso, me embriago.
Cuando tomo licor con mucha frecuencia, soy un beodo.

Nótese de pasada que no dice “estoy beodo”, sino “soy”. Es lo que sucede cuando “el vicio se hace naturaleza”, como dice el poeta que es el caso del árbol que nace o crece torcido.

La ebriedad es la condición o el estado del que a causa del mucho ingerir bebidas fermentadas, fuertes o espiritosas, deviene “alcoholizado”. La ebriedad misma no es, como ahora con “aire científico” se estila decir, una “enfermedad”, pero no hay dudas de que puede acarrear, y generalmente acarrea, diversas enfermedades, como la cirrosis hepática, por ejemplo.

La exhortación bíblica (más que la “prohibición”) no es a la “ebriedad”, sino a no embriagarse. Así lee el texto: “No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución” (Ef 5:18).

EDIFICAR | CONSTRUIR

Cuando se levanta o erige un edificio, se “construye”.
Cuando la “construcción” es del orden moral o espiritual, se “edifica”.

Para construir estudiamos los planos.
Para edificar, estudiamos los planes.

EFICIENTE | EFICAZ         

Eficiente deriva de eficiencia, que significa facultad, aptitud, competencia, idoneidad.
Eficaz viene de eficacia, que quiere decir virtuoso, enérgico, poderoso, patético.

La “eficiencia” está en la persona.
Maestro eficiente, profesional eficiente, mecánico eficiente.

Lo “eficiente” es la causa, la razón, el agente.
Lo “eficaz” está en la cosa.

Método eficaz, medicamento eficaz, proceso eficaz.

  • Lo eficaz es el efecto, el producto, el resultado.
  • La eficiencia está en el sujeto, en el hombre.
  • La eficacia está en el objeto, la cosa.

Maestro eficiente; magisterio eficaz.

En filosofía escolástica la expresión “causa eficiente” refiere a un principio o fenómeno, no a la eficacia con que se ejecuta una acción.

Decimos, por ejemplo, “ministerio eficaz”, “administración eficaz”; pero “ministro eficiente”, “administrador eficiente”.

EJEMPLO EXCELENTE | EXCELENTE EJEMPLO

Un “ejemplo excelente” es un ejemplo notable, extraordinario.
Un “excelente ejemplo” es un ejemplo único, insuperable.

ELEGIR | DECIDIR

  • La acción de “elegir” supone siempre escoger entre dos o más objetos o sujetos.
  • La de “decidir”, no necesariamente. Excepto cuando al verbo decidir sigue inmediatamente la preposición “por” (decidir por una cosa u otra). “Decide (mejor, resuelve) servir a Dios.”

Esta frase ilustra bien el uso propio del verbo “elegir”: “Los israelitas tendrían que elegir entre servir a Dios o continuar siguiendo a los ídolos.”

ELEGIR | ESCOGER

Hay un matiz diferencial quizá sutil pero efectivo entre las voces “elegir” y “escoger”.

  • Elegir denota la idea de gusto y preferencia. Me sirven una bandeja en la que hay frutas, galletitas de higo, y gelatinas, y tomo de ella una naranja. Cuando tomo la fruta “elijo” entre varios comestibles. Me sirven luego otra bandeja en la cual hay caramelos de chocolate, y tomo uno.
  • Escoger: cuando tomo un chocolate simplemente “escojo”, no “elijo”, por cuanto lo que había en la bandeja era sólo chocolates y no una diversidad de dulces o confites.

En cuanto a Israel, Dios no decidió “elegirlo” entre muchos pueblos después de considerar las virtudes o cualidades de cada uno, sino que en su soberana voluntad lo “escogió”. A propósito dice Moisés a Israel: “Jehová tu Dios te ha escogido para serle pueblo especial, más que todos los pueblos que están sobre la tierra. No por ser vosotros más que todos los pueblos os ha querido Jehová, pues vosotros erais el más insignificante de todos los pueblos” (Dt 7:6,7).

EN CONTRA DE | CONTRA
El uso parece indicar que hay entre los que escriben (escritores de profesión o no) la tendencia a usar más la forma “en contra de” que simplemente “contra”. A mi modesto entender, en la generalidad de los casos es de preferir la forma simple (contra). “Amós, Oseas, y Miqueas clamaron contra la injusticia social”, es preferible a “clamaron en contra de”.

ENFRENTAR | HACER FRENTE

No es lo mismo “enfrentar” o “dar el frente” que “estar o ponerse de frente”.

  • Enfrentar describe una actitud.
  • Estar o ponerse de frente es un simple hecho o una mera circunstancia o situación, que será, dependiente de lo que se trate, material o espiritual.

Uno generalmente “enfrenta” los peligros o “hace frente” a las amenazas; pero no con ello se expone a ellos, eso es, “se pone de (o en) frente de ellos. En sus Versos sencillos, escribe José Martí: “Yo soy bueno, y como bueno | moriré de cara al sol.” (Páginas de José Martí, p. 84, Editorial Universitaria de Buenos Aires, 1963.) Con ello no predecía el poeta que era su destino morir “en frente del sol” o “de frente al sol”, sino frente o defrente al sol, eso es, a ojos vistas de todos los interesados.

ENFRENTARSE CON | ENFRENTARSE A

Hay una sutil diferencia entre estas locuciones.

  • “Enfrentarse con” supone beligerancia, combate, lucha, resistencia (“enfrascado en”).
  • “Enfrentarse a” denota que no se ha evadido o eludido la cosa, que se ha enfrentado el peligro o la amenaza sin claudicar, sin renegar, sin volver la espalda, sin huir, en una palabra, sin poner pies en polvorosa.

EN LUGAR DE | EN VEZ DE
A juicio de quien escribe estas notas, generalmente debe preferirse la segunda forma (en vez de), y dejar el uso de la primera para aquellos casos en que “lugar” esté más a tono con su sentido y propiedad.

Ejemplos de uno y otro uso: “Quiero éste en vez de aquél”; “pon ese sillón aquí en lugar del otro”. Con este último ejemplo, como se puede ver, no hay intención alguna de diferenciar o de distinguir entre uno y otro elemento, ni tampoco se denota o connota preferencia de uno respecto del otro, como es evidente en el primero. “En lugar del otro” se entiende que equivale a “en el lugar en que estaba el primer sillón”.

ENMENDAR | REPARAR
Aunque “enmendar” es voz sinónima de “reparar”, se entiende que se enmiendan las faltas como se reforman las leyes; se reparan las máquinas como se rectifican los errores.

ENTABLAR | ESTABLECER

Los pactos, acuerdos y convenios, se establecen.
Las conversaciones, discusiones y amistades, se entablan.

ENTENDER | COMPRENDER

  • El hombre entiende y conoce.
  • Dios sabe y comprende.

“Entender” es una “comprensión elemental”, mientras que “comprender” es un entendimiento total, abarcante (de ahí que se diga COMPRENDER).
Lo propio pasa con “saber” respecto a “conocer”. El conocimiento es un “saber” elemental; el “saber” es un conocimiento absoluto.

ENTRE DIENTES | ENTREDIENTES

  • “Entre dientes” dice relación a un hecho físico o fisiológico. Hay fisuras entre dientes, eso es, en las partes que separa a un diente de otro diente. Por ejemplo: “El niño tenía entre dientes partículas de alimentos.”
  • “Entredientes” es palabra compuesta de “entre” y “dientes”; connota murmurar, mascullar, o gruñir. Se trata de la acción del genio malhumorado o de la expresión del poseso de ira o enojo.

ENTREGA | TRAICIÓN
Con su habitual discreción, el Diccionario de la RAE define la palabra “traición” de la siguiente manera: “Delito que se comete quebrantando la fidelidad o lealtad que se debe guardar o tener” (tomo II pág. 2006). Sin embargo, la “traición” misma supone total ignorancia del que es víctima u objeto de ella.

Si la persona objeto de la perfidia está al tanto de los pasos del desleal, no podrá entonces decirse que ha habido traición. En todo caso, el que comete la deslealtad será el “traidor”, pero no el que ha sido directamente perjudicado con esa acción. En el relato de los Evangelios se dice expresamente que Cristo sabía (no meramente “conocía”) no sólo el carácter sino los pasos de Judas (Mt 26:21; Lc 22:21; Jn 6:64,70). Por eso puede decirse que respecto a Jesús mismo “lo de Judas” fue entrega, no “traición”; aunque, en última instancia, ese acto lo sería ciertamente respecto al propio Judas.

Dicho de otro modo: Jesús fue el entregado. Judas, el traidor.

ENTUSIASMO
La etimología de la palabra “entusiasmo” (como si se dijera “enTHEOsiasmo”), proviene de la misma voz griega que significa “inspiración divina” o de Dios, con referencia a la infusión espiritual de que en la antigüedad eran objeto los profetas y otros piadosos siervos del Señor.

ENVOLVER

  • Las cosas se envuelven “con”.
  • Los cuerpos humanos se envuelven “en”.

ERRÓNEO | EQUIVOCADO
Las creencias, como las ideas, los conceptos, los postulados pueden ser erróneos; quienes los conciben y enseñan, los expresan y repiten, o los escriben podrían estar equivocados.

Ideas erróneas; hombres equivocados.

ESCENA BREVE | BREVE ESCENA

  • Una “escena breve” es una escena de corta duración.
  • Una “breve escena” es una escena de trama y montaje de relativa o escasa complejidad.

Dicho de otro modo: escena breve dice relación al tiempo; breve escena refiere a importancia o significación. En el primer caso, “breve” es adjetivo calificativo y va por tanto inmediatamente después del sustantivo “escena”; en el segundo, “breve” es epíteto y va inmediatamente antes del nombre.

ESCONDIDO | OCULTO

  • Lo “escondido” está en la intención.
  • Lo “oculto” está en la naturaleza.

Tratándose del “misterio de Jesucristo”, eso es, de su suprema exaltación, parece razonable decir que no había estado “escondido”, sino “oculto”, por cuanto nadie –Dios, en particular–, había tenido el propósito o el designio de esconderlo, sino que el hombre, en su caída condición y por su propia ignorancia ni aun podía percibirlo hasta que lo descubrió por directa revelación del Espíritu.

Se “esconden” los objetos; se “encubren” las faltas e intenciones.

ESCUCHAR | OÍR
El uso del verbo “escuchar” inmediatamente seguido de la preposición “a” no sólo denota la idea de prestar atención, sino de obedecer. Cuando lo que se obedece no es una persona, puede prescindirse de la preposición. Es legítimo, sin embargo, usarla cuando el objeto ha sido personificado o se le han dado atributos humanos.

El profeta clama: “¡Oíd cielos, y escucha tú, tierra; porque habla Jehová!” (Is 1:2).
“Oíd” equivale aquí al nítido sonido del clarín del heraldo. “Escuchad”, a su orden: “En nombre del Rey, presten atención.”

  • Para oír, casi siempre basta con tener oídos.
  • Para escuchar, es necesario querer oír, eso es, tener voluntad.

Ejemplo: “Samuel prestó atención cuando oyó que alguien lo llamaba.”

Primero oyó; luego puso atención a lo que oía.
Antes de escuchar, el niño oyó, es decir, percibió primero el sonido de la voz de Aquel que lo llamaba. Luego, reconoció que se mencionaba su nombre, “Samuel”.

Los hombres que iban con Saulo camino a Damasco, capital de Siria, oyeron la voz de Jesús, pero no lo vieron (Hch 9:7). Es posible que oyéndola, no entendieran sin embargo lo que la voz decía. Pero Saulo mismo no sólo oyó la voz (v. 4), sino que escuchó que Aquel que hablaba mencionaba su nombre y que lo hacía “en lengua hebrea” (Hch 26:14). Naturalmente, oyendo primero mencionar su nombre, y escuchando la voz de Jesús que le hablaba, inmediatamente Saulo le pregunta: “Señor, ¿qué quieres que yo haga?” (Hch 9:6). Es de suponer que sin escuchar, el entonces futuro Apóstol cristiano no habría podido hacer la pregunta.

Se puede “oír” sin escuchar, pero no “escuchar” sin antes oír.

ESFUERZO

Se esfuerza en o por, pero no “de”. Ejemplo: “sus esfuerzos por arrestar a Jesús.”

ESPALDA

La espalda no se “da” sino se vuelve: volver la espalda.

ESPERAR

Esperar a, esperar que, o simplemente esperar

En el primer caso “esperar a” significa aguardar, estar atento. Pablo escribe a los tesalonicenses: “Y esperar de los cielos a su Hijo” (1 Ts 1:10). Pero un salmo lee: “Guarda silencio ante Jehová, y espera en él” (Sal 37:7)

El verbo esperar admite prácticamente todas las preposiciones normales:

  • Esperar EN Dios
  • Esperar DE pie
  • Esperar PARA recibir
  • Esperar CON impaciencia
  • Esperar DESDE abril
  • Esperar QUE venga
  • Esperar AL Espíritu Santo
  • Esperar A que amanezca
  • Pero no esperar POR (influencia del inglés)

ESPÍRITU MALO | MAL ESPÍRITU

Un “espíritu malo” es aquel que obra mal o induce a lo malo.
Un “mal espíritu” es aquel cuya naturaleza y carácter son de suyo malos.

ESTRELLA EXTRAÑA | EXTRAÑA ESTRELLA

  • Una “estrella extraña” es una estrella rara, irregular, asimétrica.
  • Una “extraña estrella” es una estrella extraordinaria, impresionante, misteriosa.

ESTROPEAR | ATROPELLAR
En el uso ordinario estas voces se intercambian como sinónimos, pero su uso propio requiere discreción y discernimiento. En la prensa generalmente se leen titulares como éste: “Bus atropella anciano”. La realidad es que para “atropellar” hace falta una conciencia de la que naturalmente está privado un automóvil.

  • “Atropellar” equivale a vejar, insultar, violentar.
  • “Estropear”, en cambio, es acción tan propia del hombre como del bruto, porque no exige, como en el caso de “atropellar”, una conciencia y una intención.
  • “Estropear” es una acción burda para la que basta a veces no cuidar bien el objeto o simplemente descuidarlo. Si un pintor no usa propiamente el pincel, estropea su obra; si además de no usar el pincel como debe, deja la pintura a la intemperie, los elementos de la naturaleza se encargarán de estropearla, que es como decir que la obra se estropea de suyo.

ESTUDIANTE | ESTUDIOSO

Estudiante es el que estudia; estudioso es el que estudia mucho.
Todo estudioso es un “estudiante”; pero no todo estudiante es un “estudioso”.
De ahí que estudioso sea sinómino de erudito, sabio, culto, instruido, experto; mientras que estudiante lo es de escolar, alumno, aprendiz, colegial, discípulo.

EVANGELISMO | EVANGELIZACIÓN

  • “Evangelización” es la palabra propia.
  • “Evangelismo” dice relación a un sistema o a un ministerio de evangelización.

No me gusta “evangelismo”, porque da la casualidad que infinitas palabras a las que se agrega la partícula “ismo” (patriotismo, socialismo, comunismo, y sí, cristianismo) pierden o distorsionan la idea original de patria, social, común y cristiano.

EVITAR | PREVENIR | IMPEDIR

Se previene lo que daña (física, legal, moral, espiritualmente), como sólo se evita lo que perjudica (económica, financiera, materialmente).

Cuando se frustra lo que de suyo es bueno (por ejemplo, adorar a Dios), se dice o puede decirse que el alma devota ha sido impedida, obstruida, u obstaculizado en su piadoso propósito. Las ideas de impedir, obstruir, y obstaculizar (como las ideas de estorbar, paralizar, dificultar) convienen a los actos o acciones de índole o carácter bueno. No así la idea de “prevenir”, que sólo puede convenir y aplicar a aquello que es de naturaleza o esencia malo o que, en su defecto, no es reconocidamente bueno.

  • Se previene el mal, como se evita el fuego.
  • Se impide el bien, como se resiste la gracia salvadora.

EXISTIR | HABER
La palabra “existir” se disputa con la palabra “cosa” el nada honroso primer lugar entre las voces de uso más “insignificantes” de la Lengua. Se la emplea casi para todo: “Existen clases de terrenos”, “existen tecnologías completas”, “existen grandes sistemas de regadío”, etc. En todos esos casos, sin excepción, la palabra más propia, y la más “significante” a la vez, sería haber (hay clases, hay tecnologías, hay sistemas). Téngase en cuenta.

ÉXITO | BUEN ÉXITO
He abogado (no sin protesta, es la verdad) por el uso de los adjetivos “bueno” (buen) y “malo” (mal) antes de la palabra “éxito”, por entender que pese al uso contrario y generalizado el sentido de esta última necesita del adjetivo que la precise. En las versiones ordinarias de la Biblia el uso de éxito va o no precedido del adjetivo. Ejemplo: “Concede ahora buen éxito a tu siervo” (Neh 1:11). “Pero no permanecerá, ni tendrá éxito” (Dn 11: 17).

Cierto, por otra parte, que el Diccionario de la RAE registra una segunda y una tercera acepción de “éxito” sin calificativo alguno, pero es obvio que en ese, como en otros penosos casos, la corporación ha sucumbido al uso más vulgar o corriente, y no ha seguido el uso culto y literario. Un ejemplo de uso culto de (buen) éxito es esta sentencia de Henry Ford: “Si hay un secreto de buen éxito reside en la capacidad de apreciar el punto de vista del prójimo y ver las cosas desde ese punto de vista así como del propio.”

Éxito por sí mismo no significa más que “salir” o “salida”, de ahí el nombre del segundo libro de la Biblia, que da fe del éxodo, éxito, o salida de Israel de Egipto. La voz española proviene del latín exeo, “salir”. El filólogo Roque Barcia, en su Sinónimos castellanos, aprueba el uso actual de “éxito” porque a su juicio el vocablo “lleva en sí la idea de buen resultado”. La realidad, sin embargo, es que hay “buenas salidas” como hay “malas salidas”. El filólogo José Joaquín de Mora, en su Sinónimos, anota que “el éxito es el último de una serie de hechos encaminados a un mismo fin, y que determina si este fin se consigue o se frustra”. Sin embargo, no especifica si el fin del éxito es bueno o malo, moralmente hablando.

No obstante lo dicho, una excepción válida al propuesto uso obligado del adjetivo apocopado “buen” antes del sustantivo “éxito”, sería en los casos en que por el contexto en que este último aparece se implique o se infiera, lógicamente, un sentido moralmente negativo. Por ejemplo: “Los éxitos y los fracasos”.

EXTENSIÓN | LONGITUD

La “extensión” puede extenderse; la “longitud”, no.

Extensión de la voz, de la onda, del sonido… No puede decirse, porque no hay tal cosa, “longitud de voz, de onda (se dice en Física respecto a la distancia y por tanto a la “extensión” entre dos puntos), de sonido”. La campiña, el valle, la playa, la ciudad se extienden hacia el sur.

“Longitud” es medida lineal.
“Extensión” es espacio, expansión, superficie, dimensión.

La “longitud” es como el efecto o resultado de lo extensivo. Entre una localidad y otra hay una extensión que las separa. Mido la “extensión” y determino la “longitud” o distancia que media entre ambas. “Extensión” es dilatación, desplegadura; “longitud” es alcance, medida.

EXTRANJERO | EXTERIOR
La voz “extranjero” es tanto adjetivo como sustantivo y así se la usa corrientemente. Pero es preferible conservarla para calificar, determinar, o describir con ella las cosas que son o que provienen del exterior (ropa extranjera, película extranjera, comida extranjera).

Por otra parte, la palabra “exterior”, que en el uso ordinario se intercambia con “extranjero”, debiera usarse preferentemente cuando se quiere indicar con ella otro país (o países) respecto de aquel en el cual se está. “Haré un viaje por el exterior” sería más propio que “haré un viaje por el extranjero”.

F

FALSAS | FALSOS
Puede sin ambages afirmarse que las “doctrinas falsas” (como las religiones falsas, las filosofías falsas, los guías falsos) no existen.

En cambio existen y se propagan como verdolaga por solar baldío

  • las falsas doctrinas
  • las falsas religiones
  • las falsas filosofías
  • los falsos guías

Se dice que los guías, doctrinas, religiones, y filosofías falsos “no existen”, porque desde que sean doctrinas, religiones, filosofías, y guías, luego existen.

Se dice en cambio que los falsos guías, doctrinas, religiones, y filosofías existen, porque no se trata precisamente de doctrinas, religiones, filosofías, y guías falsos, sino de reales entidades cuya falsedad consiste, no en que no existen, sino en lo que pretenden.

  • Dioses falsos (dioses inexistentes o que sólo existen en la imaginación de alguien).
  • Falsos dioses (dioses sólo pretensamente, impostores de Dios).
  • Profeta falso (sus predicciones no se cumplen).
  • Falso profeta (sus predicciones, aunque se cumplan, no proceden de Dios o no se inspiran de Él).

Se puede ser falso profeta sin ser por ello profeta falso.
Sin embargo, todo profeta falso es también por su origen y condición un falso profeta.

FALSOS TESTIGOS | TESTIGOS FALSOS
En realidad, los “testigos falsos” (como los profetas falsos, los billetes falsos, los boletos falsos, etc.) no existen. Pero los “falsos testigos”, sí. Cierto que en la versión Reina-Valera el texto lee “testigos falsos” (Hch 6:13). Pero cuando el Señor fue llevado ante el mismo tribunal que juzgaba a Esteban, el Sanedrín Mayor (había un “Sanedrín Menor”), dice el evangelista que ellos “buscaban falso testimonio contra Jesús” (Mt 26:59), no “testimonio falso”.

Jesús mismo predijo que en el tiempo del fin se levantarían “falsos Cristos” y “falsos profetas” (Mt. 24:24), no “Cristos falsos” ni “profetas falsos”. No pudo decirlo, pues de hacerlo habría significado un contrasentido: “Se levantarán Cristos y profetas inexistentes o que no pueden existir”. Habló, empero, de falsos Cristos y de falsos profetas, porque con ello aludía, no a su inexistencia, sino a su carácter. De modo, pues, que aunque en el habla y la escritura corrientes se dice o escribe “testigos falsos”, lo propio es decir, “falsos testigos”.

FALLECER | PERECER
“Fallecen hermanitos en incendio.” Así leía el encabezado de una nota periodística en que se reportaba de la muerte trágica de una señora embarazada y de dos hijos suyos. Según una mujer que se idenficaba en la información como pariente de esas personas, los niñitos “quedaron casi desfigurados” al punto de hacer difícil por ello su identicación. Siendo todo eso así, se verá entonces lo impropio que fue describir la muerte de los infortunados menores como “fallecimiento” y no como lo que en efecto fue: una tragedia.

Todo el que perece, fallece; pero no todo el que fallece, “perece”.

Desde luego, aunque en realidad esos niños y su infortunada progenitora “fallecieron” dos días después de estallar el incendio, puede decirse con toda propiedad que perecieron, no meramente que “fallecieron” a consecuencia de las horribles quemaduras que sufrieran en el siniestro, que ciertamente es más –mucho más– que sólo “fallecer”.

FALLO | FALLA

  • Fallo es error, una pifia del intelecto.
  • Falla es falta, un desliz del corazón.

FAVOR INMERECIDO

Por definición, todo favor es “inmerecido”.
Cuando algo se merece ya no es favor sino derecho, justicia, reclamo.

FIJAR
El verbo fijar pide la preposición “en” (fijar en), cuando su sentido es poner o colocar un objeto en un sitio determinado (fijar “tesis” o carteles en la puerta del templo); o cuando equivale a mirar o ver fijamente (fijarse en el semblante malhumorado del jefe el lunes por la mañana).

FILOSOFÍA VANA | VANA FILOSOFÍA

  • Una “filosofía vana” es una filosofía ociosa, imprecisa, vagarosa.
  • Una “vana filosofía” es una falsa, infundada, ilusoria filosofía.

FIN | FINAL
Las cosas pueden llegar –y generalmente llegan– a un final sin llegar a su fin.

El primer término, final, es como la antesala del fin, como “el principio del fin”, así pudiera decirse. El segundo término, fin, es literalmente un “non plus ultra”, nada más allá.

  • El final de un libro es la última palabra de su texto útil.
  • El fin lo constituye la última palabra del volumen.

El concepto se ilustra y precisa con esta oportuna cita de la Palabra: “Como [Jesús] había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin” (Jn 13:2).

FORMAR PARTE | SER PARTE

Se forma parte de un club, de un gremio, de una cofradía, de una logia, de una organización, de una comisión, de un comité. Se puede “formar parte” de algo sin necesariamente “ser parte” de ello.

Las notas y llamadas al margen de un libro “forman parte” de él pero no son parte de él.

  • “Formar parte” denota o connota la idea de circunstancia o eventualidad.
  • “Ser parte” denota o connota la idea de inherencia y cohesión.

Cada miembro de un equipo deportivo es parte de ese equipo.

Se es parte de una familia, de una parentela, de una tribu, de un pueblo, de un país, de una nación, de una etnia, de una raza, de la humanidad.

Qué extraño sería que alguien dijera: “Formo parte del género humano”, y no, como debe decirse: “Soy parte del género humano”.

FUERTE | INTENSO
Las voces “fuerte” e “intenso” son sinónimas, pero conviene emplearlas con la debida discreción.

  • Hay cosas que son de suyo “fuertes” (una ráfaga de viento, una tormenta, un tornado).
  • Otras cosas son “intensas” (los ánimos, los conflictos, las pasiones, los deseos, las esperanzas).

FUNCIONAR | OPERAR
Las máquinas funcionan. Quienes las manejan, las operan (por eso se llaman “operarios”).

El que funge de secretario de un destino público no “funciona” él mismo, pero es un funcionario en el sentido de que el funcionamiento de esa oficina está bajo su dirección y responsabilidad. Naturalmente, las comunidades tampoco “funcionan”, porque ni son máquinas ni oficinas, sino entidades humanas vinculadas por lazos comunes de costumbres, tradiciones, religión, lengua, etc.

La iglesia, como la comunidad, tampoco “funciona”, excepto, claro está, cuando se la considera como un organismo vivo, no como un templo o edificio.

  • Las máquinas, ingenios y artefactos, funcionan.
  • Los principios, las leyes, y los espíritus, operan.

febrero 28, 2015 at 12:54 am Deja un comentario

Abecé de cápsulas idiomáticas «D»

DARSE CUENTA DE | RECONOCER

“Darse cuenta” de alguien o de algo es expresión vulgar o corriente
“Reconocer” es voz culta y propia, por tanto de la literatura

El vecino se da cuenta de que su comadre luce un vestido nuevo.
El padre reconoce la propensión de su hijo a descuidar sus estudios.

DE ACUERDO CON | SEGÚN

De acuerdo con es de preferir cuando con ella se denota conformidad con la opinión o el parecer ajenos (estoy de acuerdo con lo que dijo el obispo).

Según es de preferir cuando el propósito es referir o enunciar lo que alguien dijo o expresó oral o por escrito (según Pablo…).

DEBER DE
En nuestra Lengua, el verbo deber inmediatamente seguido de la preposición de (debe de) denota suposición o hipótesis. No seguido de esa preposición, el verbo deber denota obligación, compromiso, constreñimiento.

DEBE SER | DEBE DE SER
La inclusión de la preposición “de” entre los verbos “deber” y “ser” da a la frase un sentido hipotético o especulativo. Sin ella, se trata de una afirmación categórica.

DÉCADA | DECENIO
En el habla y la escritura corrientes ambas voces se intercambian, eso es, tienen un uso indistinto. Sin embargo, no significan lo mismo.

Década simplemente dice relación a una serie o conjunto de diez. Lo mismo puede referirse a diez días que a diez años.
Decenio en cambio no puede aplicarse más que al período de diez años. Dado el caso, sería conveniente emplear la voz decenio cuando se quiera precisar diez años, y conservar década para su uso más propio.

DECISIÓN

Una “decisión importante” es una decisión significativa.
Una “importante decisión”, es una decisión decisiva, definitiva, acaso irreversible.

La voz “correcto”, como su contraria, “incorrecto” pertenece a la esfera intelectual.
La voz “deber”, como su opuesta “incumplir”, corresponde a la esfera de la moral.

Hay decisiones “correctas”, eso es, razonables desde la perspectiva de la Lógica, que no por ello son las que debía tomarse desde la perspectiva de la Moral, de la Ética, o de la Moralética. En cambio toda decisión debida es moralmente “correcta”, es decir, recta.

DECIR LA VERDAD EN | CON AMOR

Decir la verdad con amor.
Decir la verdad en amor.

Estas frases no significan lo mismo. El que así sea se debe al uso de las preposiciones “con” y “en”. Decir la verdad con amor equivale a, por ejemplo, “hablar con amabilidad, con dulzura, con respeto”. Decir la verdad en amor significa hablarla desde la posición del amor e inspirado por él. También significa, desde luego, decir la verdad de tal manera que ni ella ni el amor queden en modo alguno perjudicados, disminuidos o degradados. En otras palabras: no se trata de sacrificar la verdad en ara del amor, precisamente. Por eso alguien muy sabio dijo una vez: “El que ama, no amará menos la verdad que a los hombres”. Así, la Palabra exhorta al cristiano a seguir la verdad “en amor” (Ef. 4:16), no meramente “con amor”, pues esto último podría ser sólo efecto de lo casual o incidental y no de una vida en cuyo centro reine siempre –no circunstancialmente– el amor de Cristo.

DEDICAR | CONSAGRAR

El tiempo se dedica; la vida se consagra.
Nos dedicamos al trabajo; nos consagramos a Dios.

  • Dedicarse es aplicarse.
  • Consagrarse es rendirse, santificarse, adorar, rendir culto.

Dedico mi tiempo; consagro mi corazón. Quien dedica el tiempo da lo que tiene; quien consagra el corazón entrega lo que es. De donde se infiere que uno puede dedicarse sin consagrarse, pero no consagrarse sin que necesariamente se dedique.

DEMOSTRAR | MOSTRAR

“Demostrar”, describe un argumento. “Mostrar”, describe un hecho.

Se “demuestra” para probar; se “muestra” para exhibir y exponer.
El que “demuestra”, prueba; el que “muestra”, exhibe.

DERECHA | DIESTRA
Estas son voces sinónimas, pero ambas se diferencian entre sí por el uso vulgar u ordinario de la primera, y el uso culto o literario de la segunda. “Calle derecha”, “tabla derecha”, “línea derecha”; a la diestra del rey (del magistrado, del ministro, del juez).

DESAFÍO CRECIENTE | CRECIENTE DESAFÍO
Como en general es el caso, cuando el adjetivo hace función de epíteto, eso es, no califica, determina ni describe al sustantivo que afecta, sino que lo encarece y pondera, el sentido lógico cambia.

El ejemplo clásico que ilustra lo que se dice es “hombre pobre” | “pobre hombre”.

Desafío creciente denota un desafío que crece y se expande. (Se califica y describe)
Creciente desafío es un desafío que incita y provoca. (Se pondera y encarece)

DESCENDER | BAJAR

“Bajar” dice relación a acciones ordinarias o corrientes.
“Descender” refiere a alude a hechos importantes o a sucesos extraordinarios.

En las Escrituras, con referencia a Dios, a las bendiciones de Dios, y aun a los servidores de Dios, se dice que “descienden”, no que “bajan”. Ejemplos: “Y descendió Jehová para ver la ciudad y la torre que edificaban los hijos de los hombres” (Gn 11:5); “el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo” (Jn 6:33); “toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces” (Stg 1:16); “vi un ángel que descendía del cielo con la llave del abismo” (Ap 20:1).

DESEAR | QUERER

El “deseo” es humano; el “querer” es divino.

La palabra DESEO es sinónima de QUERER y de ANHELAR, pero en el uso ha venido a ser tan vulgar, que uno piensa dos veces antes de usarla para referirse el querer o al anhelo de Dios. Eso, sin embargo, no quiere decir que sea idiomáticamente impropio decir que Dios desea, sino que se trata de un criterio que se basa en el mejor discernimiento de las voces deseo, querer, anhelar, y que determina si conviene a la dignidad y alteza de Dios decir que Él desea y no que Él quiere y anhela. Naturalmente, si usted dice o escribe que Dios desea, nadie pensará que usted es el culpable de prender fuego a Roma mientras tocaba la lira. Seguramente.

DESHACER | DESASIR

Deshacer es desbaratar.
Desasir es soltar, desprender aquello que se ase, despojarse.

“Desasirse” de los pecados, NO “deshacerse”.

DESIGNIOS

  • Las “intenciones”, como los “deseos”, son humanas, propias de seres creados y finitos.
  • Los “designios”, como las “predeterminaciones”, son de Dios, Ser infinitivo y todopoderoso para quien no hay límites, ni medidas, ni parámetros, ni tiempo, ni espacio.

Bien dijo, respecto a Jesucristo, fray Luis de Granada:
“NADA HAY GRANDE SI TIENE LÍMITES.”

DESPERDICIAR | PERDER

Se desperdicia el dinero, la fortuna, la riqueza.
Se pierde el tiempo, la vida, aun el alma.

DETERMINAR

Uno se determina a favor de otro,
pero solo puede determinarse a hacer esto o aquello.

determinó A; determinación PARA

Ejemplo: “Eliseo se determinó a recibir la unción especial del Espíritu de Dios.”

DEVOCIONAL | DEVOCIÓN
“Devocional” es un culto; “devoción” un sentimiento. En el “devocional” el creyente patentiza su “devoción” con cánticos y acciones de gracia.

DEVOLVER | VOLVER
Los objetos inmateriales se vuelven al lugar de donde se tomaron o extrajeron, o se devuelven a su estado original.

El hombre, las aves y las bestias migratorias, regresan al lugar de donde partieron.

DÍA LARGO | LARGO DÍA

Un “día largo”, por largo que sea, no pasa de ser un período de 24 horas.
Un “largo día” es el mismo día pero moralmente considerado.

Cuando decimos, por ejemplo: “Largo ha sido hoy el día de Jacinto”, no se quiere decir con ello que el día tenga o que pueda tener más de 12 horas diurnas y 12 nocturnas, sino que aludimos de ese modo a los afanes y trabajos que ese particular día ha traído o acarreado al bueno de Jacinto.

“Luego de un largo día de estar enseñando, Jesús hizo algo más importante que descansar.”

DISCÍPULOS MADUROS | MADUROS DISCÍPULOS

“Discípulos maduros” son los que han alcanzado la madurez.
“Maduros discípulos” son los que han alcanzado la madurez en grado excelente u óptimo.

DISOLVER | DERRIBAR

Los sólidos, las leyes y las uniones, se disuelven.
Los muros, las murallas y las barreras, se derriban.

DISPONIBLE | DISPUESTO

  • Las cosas están o pueden estar disponibles.
  • Las personas sólo pueden estar dispuestas.

DISTINGUIR
Se distingue de, no se distingue a.

DISTINTO | DIFERENTE | DIVERSO
La distinción está en los detalles; la diferencia en la identidad.

Un objeto se distingue de otro por sus particularidades; pero se diferencia en la radical falta de identidad entre ambos. Cuanto más se aleja lo distinto de lo diferente, tanto más desemejantes son. Y a la inversa: cuanto más se acerca lo distinto a lo diferente, tanto más se asemejan entre sí, sin llegar jamás a la identidad, eso es, a hacerse una sola entidad.

Lo “distinto” dice más propiamente relación a la forma o configuración de las cosas.
Lo “diferente” lo dice más bien respecto de la identidad y unicidad de ellas.

Lo que hace a dos objetos distintos es que “no se parecen”.
Lo que los hace diferentes es meramente que son dos o más y no uno.

DISTINTO es lo que NO es semejante.
DIFERENTE es lo que NO tiene igual.
DIVERSO es lo vario.

Un lápiz amarillo es distinto de un lápiz rojo.

Un lápiz de un determinado tamaño, de un grosor, y de una punta, es diferente de otro del mismo tamaño, del mismo grosor, y de la misma punta. La diferencia estriba en que son dos lápices y no uno.

De modo que aunque dos objetos sean tan semejantes que pueda decirse de ellos que son IDÉNTICOS, siguen siendo diferentes por el simple hecho de no ser uno sino dos. La igualdad no admite términos de comparación. Ninguna cosa es igual a otra, aunque en el habla y la escritura ordinarias se diga así.

Lo diverso, por otra parte, dice relación al número en sentido gramatical.

Diversos objetos quiere decir VARIOS OBJETOS, no necesariamente DISTINTOS OBJETOS. Puede haber varios objetos distintos, pero puede haberlos también muy semejantes o aun idénticos.

Cuando lo que se desea denotar no es tanto la diferencia cuanto a la pluralidad de lo que se enuncia, ha de preferirse el uso de la palabra “diverso” en vez de “distinto”.

Es perfectamente posible que dos cosas sean “diferentes” e “idénticas” a la vez. Pero siendo idénticas no son iguales y por tanto son diferentes. La razón de ellos estriba en lo siguiente: lo que “diferencia” una cosa de otra no es que sean distintas, sino que no son una. El hecho de que dos cosas sean muy parecidas, hasta el grado que pueda decirse que son “idénticas”, no anula su diferencia, que consiste precisamente en que son dos cosas y no una sola cosa.

Lo “igual” sólo puede serlo a sí mismo. Un lápiz, un automóvil, una camisa, sólo pueden ser igual a sí mismo, individualmente, aunque hay otro lápiz, otro automóvil, y otra camisa de los cuales pueda decirse que se parecen tanto a los primeros que son “idénticos”.

DOMICILIARIO | DOMÉSTICO | CASERO

  • “Domiciliario” dice relación a la casa.
  • “Doméstico” al sistema y vida hogareños por oposición a la política y a la vida pública.
  • “Casero” a las labores que se hacen en la casa. “Tareas caseras y domésticas.”

DRÁSTICO | RADICAL

  • “Drástico” por lo general dice relación a un acto de fuerza que como tal implica o podría implicar arbitrariedad y aun violencia.
  • “Radical” (literalmente “de raíz”) en cambio sólo denota un efecto enérgico, potente, completo, como cuando decimos “la nueva estrategia de venta produjo un cambio radical en la demanda del artículo”. Ejemplo: cambios radicales

DURADERO IMPACTO | IMPACTO DURADERO

Un “impacto duradero” es uno que dura más allá de lo común u ordinario.
Un “duradero impacto” es aquel que además de extraordinario es muy eficaz.

En el primer caso, “duradero” es adjetivo calificativo del sustantivo “impacto”; en el segundo, inmediatamente antepuesto al sustantivo, “duradero” hace función de epíteto.

febrero 20, 2015 at 4:55 pm Deja un comentario

Abecé de cápsulas idiomáticas «B» y «C»

Seguiremos con la cápsulas que he reunido de las notas recibidas hace algunos años del finado corrector de estilo Guido Feliz, que en paz descanse. 

B

BAJO | DEBAJO
“Bajo” es aquello que está en relación inferior respecto a otra cosa semejante o de idéntica naturaleza: piso bajo respecto de último piso, por ejemplo. Denota lugar y posición.

“Debajo” es lo inferior respecto a lo superior. Denota orden y jerarquía. Pero cuando “debajo” forma locución adverbial con la preposición “de” (debajo de) denota entonces la acción de poner o colocar algo “abajo” de otra cosa.

BELLEZA | HERMOSURA

La “hermosura” es la belleza exterior.
La “belleza” es la hermosura interior.

BOSQUEJO
En la idea de “bosquejo”, como en la idea de resumen, sumario, síntesis, epítome, recapitulación, compendio, sinopsis, se halla implícita la idea de “reducción” o de “brevedad” (en caso de que el bosquejo sea oral y no escrito) respecto del objeto o asunto bosquejado.

Un bosquejo del recuento de sucesos históricos escritos, conviene que lea “un rápido bosquejo”. Si se tratara de un “bosquejo oral o verbal”, entonces podría leer “un breve bosquejo”.

BREVE | CORTO
Por su etimología latina –aunque no siempre por su uso sabio e histórico–, “breve” dice relación al tiempo y pertenece por tanto al ámbito de la Cronometría, mientras que “corto” refiere a extensión y corresponde a la esfera de la Geometría.

Sería un despropósito decir, por ejemplo: “La distancia entre Cuba y la Florida es breve”, y no “corta”; o preguntar: “¿Ha notado usted cuán breve es la distancia entre Santo Domingo y Puerto Rico?, en vez de cuán corta es la distancia.

BREVE RESPUESTA | RESPUESTA BREVE
Una “respuesta breve” es de poca duración; llana, simple, inteligible.
Una “breve respuesta” es de escasa extensión; es sinónimo de respuesta aguda, escueta, lacónica.

Ejemplo de la primera: “Separados de mí nada podéis hacer.” Ejemplo de la segunda: “Vine, vi, y vencí.” La afirmación de Jesús por sí misma se explica, se entiende por sí misma. La de Julio César requeriría el auxilio de otros pormenores para entenderla primero y comprenderla después.

BUENO | MALO

  • Buena o mala calidad.
  • Buen o mal éxito.
  • Buena o mala reputación.
  • Buen o mal efecto.
  • Buen o mal resultado.
  • Buen éxito: se tiene, obtiene, alcanza

BUSCA DE PALABRAS
La palabra “busca” denota la acción de “buscar”, y es por tanto propio que en vez de “Búsqueda de palabras” se use la frase “Busca de palabras”. A propósito de la expresión “orden de búsqueda y captura”, advierte el profesor don Manuel Seco en su bien conocido Diccionario de dudas, que lo propio es decir “orden de busca y captura” (p. 76).

BUSCAR | PROCURAR

“Buscar” no es, como acaso se cree, sinónimo de “procurar”. El que ha “perdido” algo, lo busca; el que se siente ofendido por alguien, “procura”.

Se “busca” lo perdido; luego se “encuentra” lo que se buscaba.
“El Hijo del Hombre vino a buscar… lo que se había perdido” (Mt 18:11).

Se “procura” lo deseado, lo apetecible, lo conveniente.
“Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado” (2 Ti 2:15).

C

CAER A MANOS | CAER EN MANOS

“Caer a manos” denota una caída que es efecto o consecuencia de la acción de algo o alguien. Ejemplo: “El reino del norte cayó a manos de los asirios”, eso es, a efecto o consecuencia de la invasión de aquel imperio.

“Caer en manos” denota la idea de caer en el poder o bajo el dominio de algo o alguien. “El reino del norte y Samaria pronto caerían en manos de los asirios.” Otro más solemne ejemplo: “¡Horrenda cosa es caer en las manos del Dios vivo!” (He 10:31).

CALIFICADO | CUALIFICADO
En el habla y la escritura ordinarias hay notable confusión en el uso de estas voces. Sin embargo, aunque sinónimas, es fácil discernir el matiz diferencial entre una y otra.

  • Calificado dice relación al individuo autorizado, cuyo mérito se reconoce, cuya virtud moral, cuyo arte o cuya ciencia se respeta. En sentido general, persona calificada es aquella que ha recibido la calificación de una entidad docente (universidad, instituto, academia, etc.).
  • Calificación, se refiere a GRADOS o TÍTULOS (como los académicos): “Profesores calificados”.
  • Cualificada, en cambio, es la persona (en particular el obrero) a quien se reconoce la capacidad, destreza o habilidad de desempeñar una tarea específica o de desenvolverse eficientemente en ella.
  • Cualificación, se refiere o alude a preparación o competencia profesional o de oficio para una determinado trabajo o función, CUALIFICACIONES PERSONALES: “Obreros cualificados”.

CAMINO

“Ir de camino” indica un incidente o una circunstancia: “Ir de paso” o “de pasada”.
“Ir camino a” indica dirección precisa. En sentido recto: ir camino a Arequipa.
En sentido figurado: ir camino a la locura, al desastre, a la ruina.

CANTIDAD
La palabra “cantidad”, como unas pocas más, requieren de un adjetivo que las califique y precise. Hay mucha cantidad, gran cantidad, poca cantidad, poquísima cantidad.

CAPAZ
Supone en quien lo es razón, sentimiento, voluntad, eso es, ser hombre. Las cosas –materiales, abstractas o espirituales– “pueden”; solo el hombre es capaz. Tratándose de Dios, sin embargo, es propio decir que él puede y que el hombre es capaz.

CAPAZ | CAPACES

Hay dos formas, sólo dos, en que el adjetivo capaz debe pluralizarse: primero, cuando con él se quiere indicar la capacidad o la habilidad de dos o más sujetos: “Hombres capaces”, “costureras capaces”. O cuando precedido por el artículo determinante se emplea el adjetivo en función substantiva: “Los capaces” (atletas, por ejemplo).

Debe en cambio escribirse capaz, no capaces, cuando al adjetivo sigue inmediatamente la preposición “de”, seguida a su vez por el verbo en su forma infinitiva: “capaz de brincar”, referido al número plural (soldados, verbigracia), en vez de “capaces de”, como se estila decir o escribir.

EJEMPLO: “Esos hombres eran capaz de todo”, no “capaces de todo”.

CAPTAR | CAPTURAR
Se “capturan” los animales salvajes que escapan de su jaula, como se “captura” también a los prófugos de la justicia. Las imágenes, como los panoramas y las visiones, se captan, no se “capturan”.

CARECER | FALTAR

  • La falta es absoluta. “Me falta dinero para ir a Brasil”, quiere decir que no tengo dinero en lo absoluto para ese fin.
  • El carecer es parcial y relativo. “Carezco dinero para ir a Nueva York”, significa que no tengo todo el dinero que necesitaría para emprender el viaje, aun que tengo algún dinero.

En este mundo nuestro más somos los que “faltamos” que los que “carecemos”.

CARRETA | CARROZA
“Carreta” es un carro ordinario.
“Carroza” es un coche de lujo o de guerra.

CAUSAR | INFUNDIR
Se “causa” admiración, asombro, maravilla, extrañeza.
Se “infunde” gozo, paz, aliento, esperanza.

CÉLEBRE | FAMOSO
La palabra famoso por sí mismo no dice nada sin otra palabra que la califique. Hay “buena” fama y hay “mala” fama. Consecuentemente, hay que auxiliarse de un adjetivo calificativo, descriptivo, o determinativo que precise la fama. Si así se hace, se verá que la palabra “fama” puede aplicarse por igual a cosas buenas y a cosas malas, pero que no tal es el caso con su sinónima célebre.

No hay “malas celebridades”. Todas ellas son necesariamente buenas. Sería, por tanto, propio decir: “Los asirios eran famosos por su crueldad”; “El Líbano era célebre por sus bosques de cedro”. Impropia cosa sería decir o escribir: “Los asirios eran célebres por su crueldad”. En cambio puede decirse sin ofender que “El Líbano era famoso por sus bosques de cedro”.

CIENTÍFICO | HOMBRE DE CIENCIA
“Científico” dice relación a aquellas cosas que pertenecen a la Ciencia (manual científico, instrumento científico, descubrimiento científico, etc.) Pero al que se desempeña en alguna especialidad científica se lo denomina “hombre (o mujer) de ciencia”.

COGER | TOMAR
“Coger” es voz vulgar y por tanto ha de preferirse tomar.

COLOCAR | PONER | DEPOSITAR

Se ponen los platos en la mesa.
Se colocan libros en un estante.
Se depositan las ofrendas en el plato o en la bolsa destinada a ese propósito.

Mientras es propio decir que los libros se “ponen” o se “colocan” en una repisa, en ningún caso podría decirse que “se depositan” en ella. Puede empero “ponerse” los platos en la mesa, los libros en el estante, y las ofrendas en la bolsa.

COLECTOR | RECOLECTOR

  • Colector: cobra los impuestos fiscales.
  • Recolector: recoge la cosecha.

COLEGA
El término “colega” es más propiamente usado cuando se refiere o alude con él a individuos de profesiones liberales (Derecho, Medicina, Arquitectura, etc.).

  • Los individuos de una misma religión o confesión religiosa son “correligionarios”, término éste que por extensión se da también a los miembros de un mismo partido político.
  • En el ámbito católico usualmente se dice “feligreses” o “feligresía”, pero en el protestante es más usual decir “creyentes”, “hermanos” o “hermanos en Cristo”.

COLOCAR | PONER | UBICAR

Colocar denota o connota, implica o supone, cuidado, orden, delicadeza, esmero.

En cambio se puede “poner” más o menos desordenadamente, displicentemente, sin cuidado ni miramiento. “Ubicar”, con el sentido de poner o colocar, es regionalismo sudamericano.

Se “ponen” las cosas en su propio lugar; se “colocan” las que deben estar en otro lugar.

Pongo los libros en el estante; los coloco sobre la mesa del comedor. En el primer caso los libros se ponen donde deben estar; en el segundo, no. Los objetos y sujetos se “ponen” en el lugar que lógicamente les corresponde; pero se “colocan” donde en un momento dado sea conveniente hacerlo.

COLORIDO
“Colorido” dice relación a aquello que tiene dos o más colores. Las plumas del pavo real son “coloridas”. Pero si se quisiera señalar, no el aspecto multicolor de ellas, sino su primor y brillantez, diríase entonces “vistosas” o llamativas.

COMETER | HACER

  • Los crímenes, como las acciones delictivas en general, se cometen.
  • Las cosas malas, que pueden ser moralmente tales, pero no necesariamente “delitos” u acciones contrarias a la ley secular, se hacen.

COMIDA

  • Comida rica (variada, de platos diversos).
  • Rica comida (apetitosa, suculenta, nutritiva).

COMIENZO | PRINCIPIO

  • Los comienzos corresponden o pertenecen a las cosas creadas y que por tanto “concluyen” pero no finalizan o terminan.
  • Los principios son solo de Dios, porque él es tanto el principio como el fin. “Yo soy el principio y el fin” (Ap 21:6; 22:12).

Los comienzos no tienen fin sino solo conclusión.

COMPAÑERISMO | COMUNIÓN
El compañerismo solo es válido y solo se espera entre “compañeros”, eso es, entre “iguales”. Aplicado a Dios, “compañerismo” no tiene sentido y aun podría ser irreverente y ofensivo, puesto que Dios no es –ni puede ser– “compañero” de nadie, ni en el cielo ni en la tierra; ni nosotros somos ni podríamos ser compañeros de Dios en ningún sentido. Pero aunque no podamos ser “compañeros” de Dios, ni entrar por tanto en “compañerismo” con él, sí podemos tener COMUNIÓN con él, lo cual en nada desdice ni rebaja su alteza; pues se trata de Dios que condesciende a relacionarse CON nosotros: no a la inversa.

COMPARAR

Comparar a (algo o alguien). Comparar con (algo o alguien).

Aunque algunos respetables gramáticos, como Manuel Seco, por ejemplo, admiten la legitimidad del uso de “comparar a”, parece obvio que la preposición normal con ese verbo es “con” y no “a”. Aun en los casos en que el verbo va inmediatamente seguido de la preposición “a” (comparar a Pedro), el sentido lo completa “con” y no “a” (comparar a Pedro CON Pablo).

Un pasaje bíblico que ilustra el buen uso de “comparar con” se halla en este bien conocido pasaje de Pablo: “Porque no nos atrevemos a compararnos con algunos que se alaban a sí mismos; pero ellos, midiéndose consigo mismos, y comparándose consigo mismo, no son juiciosos” (2 Co 10:12).

COMPARTIR

“…compartir las buenas nuevas” debe leer: “predicar (o anunciar) las buenas nuevas”.

Según el Diccionario de la RAE, en su primera acepción compartir significa “repartir, dividir, distribuir las cosas en partes”. En su segunda acepción, denota la idea de “participar en alguna cosa”. Respecto de la voz participar, en su tercera acepción, se dice que es “tener las mismas opiniones, ideas, etc., que otra persona”. De todo ello se infiere que el uso de la palabra “compartir”, en boga hoy en cierta literatura cristiana como equivalencia o en sustitución de anunciar o predicar el evangelio, no es en modo alguno tolerable.

COMPLACER

Dios se complace (o no) CON los hombres (Pr 8:31).
Dios se complace sólo EN su Hijo (Mt 3:17; 17:5).

COMPLEJO | COMPLICADO

  • Lo complejo está en la organización: “estudio complejo”.
  • Lo complejo está en el número, en el orden, en la serie, en el mecanismo, en el sistema.
  • Lo complicado está en el comportamiento: “examen complicado”.
  • Lo complicado está en el curso, en el funcionamiento, en la operación, en el movimiento.

El hombre es un ser complejo; Juanito es un niño complicado.

Todo lo que participa de organización –natural o artificial– es complejo. No todo lo complejo es complicado, pero todo lo complicado es necesariamente complejo. Contrario de lo complejo, lo sencillo; contrario de lo complicado, lo fácil.

COMPRENSIÓN LIMITADA | LIMITADA COMPRENSIÓN

  • “Comprensión limitada” es simplemente la comprensión que “tiene límite”.
  • “Limitada comprensión” es la comprensión finita, eso es, imposible de que salga de su natural esfera; que de suyo se extienda “más allá” de sus bordes.

Un balde o cubo es de “capacidad limitada”; la inteligencia del hombre es de limitada capacidad.
La primera capacidad es circunstancial o conveniente; la segunda es genio y naturaleza.

COMPROMETERSE CON | A

  • “Nos comprometemos con Jesucristo, con los principios cristianos, con la familia, con las amistades, y con la iglesia
  • Nos comprometemos a (prestar el dinero, acompañar al amigo en su viaje, ayudar en la construcción del templo, etc.); pero nos comprometemos con (el vecino, el patrón, la iglesia, Dios).

COMPROMISO VERDADERO | VERDADERO COMPROMISO

Un “compromiso verdadero” es no ficticio, no aparente, no ilusivo, no engañoso.
Un “verdadero compromiso” es un compromiso auténtico, genuino, real, sincero.

CONCEPTO SANO | SANO CONCEPTO

Un “concepto sano” es un concepto bueno, no nocivo, no torcido.
Un “sano concepto” es un buen concepto, un concepto noble, ennoblecedor, respetable, admirable, luminoso.

CONDUCE | COMPORTA

Cuando el hombre vive según la ley de Dios, se conduce.
Cuando vive en desacato de su ley, se comporta.

Para comportarse basta con tener instinto; para conducirse es necesario tener conciencia.

El bruto se comporta (“comportamiento animal”).
El hombre se conduce (“buena conducta”).

Dicho de otro modo: puede haber malos comportamientos, pero no malas conductas.

CONDUCTA | COMPORTAR | COMPORTAMIENTO

La conducta, a diferencia del comportamiento, dice relación a la conciencia y a las acciones morales positivas con ella relacionadas.

Para “portarse”, basta solo con uno.
Para “comportarse”, se requiere dos o más.

La “mala conducta”, es comportamiento; el “buen comportamiento” es sólo conducta. Ello se debe a que la conducta, sin calificativo y distinto al comportamiento, dice siempre relación “al porte o manera en que los hombres gobiernan su vida y dirigen sus acciones” (Diccionario de la RAE, tomo I pág. 535), y el gobernar y el dirigir siempre son acciones moralmente buenas o aceptables. No se dirige ni se gobierna al mal ni hacia lo malo. El comportamiento, en cambio, no denota más que la “manera de portarse” (idem. pág. 525), que es, en su segunda acepción, “actuar de cierta manera” (buena, mala, recta, correcta, diligente, indiferente, etc.

El bruto, siendo irracional, no puede conducirse; el hombre, dotado de razón y de conciencia, puede tanto comportarse como conducirse. Aunque en la práctica del habla y de la escritura corrientes comportarse y conducirse se emplean en forma indistinta.

CONFIAR SECRETOS
Los secretos no se “cuentan”, se confían. De ahí, precisamente, que la lírica de la cancioncilla cristiana, lea: “Yo tengo un secretito que te quiero confiar”, no “que te quiero contar”.

CONFORME
La locución “conforme a” tiene su uso lógico y normal en frases como éstas: “Conforme entraban al salón, el maestro saludaba a sus alumnos”; “conforme salían de la iglesia, el pastor saludaba a los fieles”. La expresión “conforme entraban, salían, etc., denota una acción que se hace juntamente, sincrónicamente, o concomitantemente con otra: mientras los alumnos entran, el maestro saluda; mientras los fieles salen, el pastor los saluda.

CONFRATERNIDAD
Hablando con toda propiedad, “confraternidad” no dice relación a una sola entidad fraternal (trátese lo mismo de un club, de una orden religiosa, de una logia, de una cofradía, de una iglesia), sino el conjunto de dos o más fraternidades. Es, pues, propio decir “confraternidad de iglesias pentecostales”, pero no “fraternidad de iglesias menonitas”.

ESTAR CONSCIENTE | SER CONSCIENTE
Uno puede entender, sin necesidad de ser un Sócrates o un Aristóteles redivivo, por qué Shakeaspeare hacía tanto énfasis en el valor del ser. Aunque en la Lengua Inglesa la grafía del verbo “ser” es la misma del verbo “estar” –to be–, no quiso decir el glorioso bardo:Estar o no estar: esa es la cuestión”, sino ser o no ser...

  • “Estar consciente” es un modo, una situación, una circunstancia.
  • ”Ser consciente” es una noción, un alma, una condición, un ser, un vivir.

“Rodrigo está consciente de lo mucho que arriesga al hacerlo así.”
“El hombre es consciente de cuán precario es su poder para proveer a su subsistencia.”

CONSEGUIR | OBTENER

  • “Conseguir” es voz ordinaria, vulgar, propia del lenguaje popular. Se “consigue” un saco de papas, un barril de harina, un par de zapatos.
  • “Obtener” es voz culta, propia de gente educada. Se “obtiene” un empleo, una licencia de conducir, un diploma de ingeniero.

CONSTANCIA | PERSISTENCIA
Son voces sinónimas, pero como todas las de su especie se distinguen por un matiz peculiar que impide por ello emplearlas indistintamente. La diferencia estriba en lo siguiente:

Se puede persistir en lo bueno y en lo malo por igual; pero sólo es posible ser constante en lo bueno y honorable. Los delincuentes empedernidos no son constantes en su vivir, sino persistentes en su maldad. En cambio el hombre piadoso es constante en la oración.

CONSTRUIR | EDIFICAR
Cuando se levanta o erige un edificio, se “construye”; cuando la “construcción” es del orden moral o espiritual, se “edifica”

CONTESTAR A | RESPONDER A
El uso de los verbos “contestar” y “responder” exigen el uso de la preposición “a” y no es por tanto correcto omitirla. Se contesta a, se responde a. Pero cuando entre “contestar” y “responder” se interpone una preposición u otro término, no se obliga el uso de la preposición a. Ejemplo: “El siguiente alumno que levante la mano debe contestar CON una respuesta que comience con B.” Sería absurdo decir o escribir “contestar a con”.

 

CONTRA | EN CONTRA DE
El uso parece indicar que hay entre los que escriben (escritores de profesión o no) la tendencia a usar más la forma “en contra de” que simplemente “contra”. En la generalidad de los casos es de preferir la forma simple (contra). “Amós, Oseas, y Miqueas clamaron contra la injusticia social”, es preferible a “clamaron en contra de”.

CONTRIBUIR

La voz “contribuir” solo tiene, eso es, solo puede tener, un uso moralmente positivo.
Nunca se “contribuye al mal” o a las cosas malas.

Sería propio decir: “La diligencia y solicitud de Luisillo contribuyó decisivamente al triunfo de su amigo Miguelón.” Pero en modo alguno lo sería decir: “Según la policía, la amistad del jefe de conserjes con el cabecilla de los ladrones contribuyó a facilitar el robo en el banco”.

Una prueba adicional de que contribuir solo puede tener un uso moralmente positivo, es que todas las voces sinónimas (cooperar, ayudar, asistir, auxiliar, colaborar, coadyuvar, etc.) también lo tienen. No podría decirse, por ejemplo, en el caso del robo en el banco, que el jefe de conserjes “cooperó con”, “asistió al”, o “auxilió al” cabecilla de los ladrones.

CONTROL | DOMINIO
En política, controlar equivale a arbitrariedad, a sinrazón, a tiranía, acciones todas propias de déspotas, de opresores y autócratas. Es impropio y aun sacrílego usar el término “control” o “controlar” con referencia Dios o a las justas acciones de Dios.

CONVERSACIÓN | MONÓLOGO | SOLILOQUIO
Toda conversación, como se entiende por la etimología o raíz de esta voz (versar con), requiere la presencia de dos o más personas.

Cuando el habla es de “uno solo” hay monólogo.
Cuando es con uno mismo, hay soliloquio.

En la conocida parábola cristiana del “Rico Insensato”, se dice que aquel acaudalado señor “pensaba dentro de sí” (Lc 12: 17), es decir, que hablaba consigo, pero no que “conversaba dentro de él” o con él.

CORTAR | RECORTAR

En cierto sentido sucede con las voces cortar y recortar lo que con partir y repartir.

  • Cortar denota la idea de extirpar, cercenar. Para cortar muchas veces basta con la maña o con la fuerza. “Corte la madera por la mitad.” Equivale a separar, dividir, escindir.
  • Recortar casi siempre requiere de arte y aun de ciencia; denota la idea de cortar por los bordes. “Recorte un círculo de 10 centímetros.” Equivale a amputar, guadañar, cercenar (cortar en redondo).

Es perfectamente factible cortar un plato en dos o “por la mitad”, pero no “recortarlo por la mitad”. Cuando de un cartón o de un papel se extrae una figura o un dibujo, se recorta. Cuando el mismo papel se divide en dos, se corta.

CORRECTO | RECTO | PROPIO

  • Correcto (como su opuesto, “incorrecto”) pertenece a la esfera de la razón, del raciocinio, del intelecto.
  • Recto (como las palabras íntegro, probo, ecuánime) pertenece al ámbito de la moral, de la ética, de la moralética.
  • Propio es lo conveniente, lo adecuado, lo proporcionado.

CORRECTO | DEBIDO

  • La palabra “correcto”, como las palabras “cordura”, “juicioso”, pertenece a la esfera del intelecto.
  • La palabra “debido”, como las palabras “recto”, “propio“, pertenecen al reino de la Moral, de la Ética, y del Derecho.

COSTO
Las cosas normalmente tienen su “costo”. Adquirirlas tiene su “precio”.

Voy por la acera, veo a mi derecha un espléndido escaparate en el que se exhiben lujosos relojes. Me acerco y veo un rutilante reloj cuyo costo se anuncia en un cartoncito blanco con llamativas letras rojas: “$20.99” (más impuestos). Entro al establecimiento, extraigo de mi cartera la suma indicada, me entregan el reloj, y regreso feliz a casa silbando una canción. El reloj tenía un costo y para adquirirlo pagué un precio.

  • Las cosas materiales tienen su “costo”.
  • Las cosas morales y espirituales tienen su “precio”.

La generosa invitación de Dios a través del profeta a los que pobres del mundo es a comprar “vino y leche sin dinero y sin precio” (Is 55:1). Claro que no podía decir “sin dinero y sin costo”, por cuanto el vino y la leche provistos por Dios tienen sin duda su costo: la invaluable vida del Hijo de Dios dada en el Calvario. Se trata, en efecto, de un costo tal, que nadie puede tener suficiente dinero con que pagar el precio justo por ellos. De ahí la invitación: “Comprad sin dinero y sin precio”.

Ilustra bien la distinción de ambas voces el título dado en español a la conocida obra del mártir cristiano alemán Dietrich Bonhoffer: El precio del discipulado. Habría sido impropio si en vez de “el precio” el título leyera “el costo

COSTO ELEVADO | ELEVADO COSTO

“Costo elevado” simplemente equivale a caro.
“Elevado costo”, denota la idea de muy caro, costoso.

COSAS CERTERAS | CIERTAS | SEGURAS

“Certeras” son aquellas en las que se acierta.
“Ciertas” son las que no pueden negarse.
“Seguras” son las que por firmes no pueden moverse.

CREADOR | CREATIVO
Hablando con toda verdad y justicia, “Creador” es palabra que solo corresponde y que sólo describe a Dios. En él “creador” no es un “atributo” y ni siquiera una “facultad”, sino una excelencia, porque es uno de sus nombres divinos. Dios es el Creador por antonomasia.

El hombre, en cambio, es “creativo”. Y lo será más en la medida en que su creatividad exceda a la ordinaria facultad de concebir, idear, inventar. El hombre “inventa”; Dios crea. Por eso nunca se dice –ni es propio hacerlo– que Dios es el “inventor” de todas las cosas, sino el Creador de ellas.

CREER EN | CREER A

“Creer en Dios” es creer en su existencia, o más propiamente, en su Ser Eterno.
“Creer a Dios” es obedecerle, acatar sus mandatos, obedecer su Ley.

CRECER | ACRECENTAR | MADURAR
“Las cosas crecen en virtud de un principio en ellas. Supone movimiento, reproducción, organismo, vida. Crece la planta, crece el arbusto, crece el niño. No puede decirse: se acrecenta la planta, se acrecenta el arbusto; se acrecenta el niño. Acrecentar consiste en añadir nuevas unidades a la cantidad que ya existía. Es una operación aritmética, casi mecánica. El que crece se desarrolla. El que acrecenta añade. Crecen los vicios de la administración. Se acrecentan los males públicos.” (Roque Barcia, Sinónimos castellanos, pp. 143-144.)

Se crece o madura espiritualmente.

CUÁLES | QUÉ

Significan básicamente lo mismo.

CUÁLES es de preferir cuando se trata de personas.
QUÉ cuando de cosas, asuntos abstractos u objetos inanimados.

¿Cuáles damas vendrán? ¿Cuáles son sus credenciales?
¿Qué música es esa? ¿Qué materias enseñas?

CUANTO | TANTO
En frases cuya primera parte se inicia con la locución “cuanto más”, requerirá que la segunda comience con “tanto más”.

“Cuanto más… tanto más…”

CUBRIR | ENCUBRIR

“Cubrir” es tapar.
“Encubrir” es ocultar con intención de que no se sepa o descubra, eso es, esconder.

Cubro la cama. Encubro el chisme.

Dice el proverbista: “El que anda en chismes descubre el secreto” (Pr 11:13; 20:19).

CUESTIONAR

“Cuestionar” es poner en duda u objetar.

CUIDAR | CUSTODIAR
Hay en la idea de “cuidar” una alta preocupación moral por el bienestar, la salud y la conservación de la persona; una diligencia, solicitud y esmero en preservar los bienes habidos. Dios es el Cuidador por excelencia. Él no solo creó el Universo, sino que lo sustenta y sostiene (He 1:2,3).

“Custodiar” denota más la idea de prevenir, evitar, impedir, que de cuidar propiamente dicho. Al custodio, en efecto, le preocupa más mantener ojo avizor sobre los reclusos bajo su responsabilidad con el fin de evitar que éstos escapen, que de que conserven buena su salud y a buen resguardo su bienestar.

CURIOSA PREGUNTA | PREGUNTA CURIOSA

  • Una curiosa pregunta es aquella que implica agudeza, perspicacia, ingeniosidad, acaso ocurrencia.
  • Una pregunta curiosa es aquella que tiene o excita curiosidad; podría implicar indiscreción, inoportunidad, importunidad, necedad quizá.

CURIOSO OYENTE | OYENTE CURIOSO

  • “Oyente curioso” es aquel que lo es circunstancialmente, en tiempo y ocasión.
  • “Curioso oyente” es aquel que lo es de suyo, que la curiosidad es parte inherente de su genio, carácter, o idiosincrasia.

 

febrero 13, 2015 at 4:13 am Deja un comentario

Abecé de cápsulas idiomáticas “A”

Trabajé un tiempo con el corrector de estilo Guido Feliz, que en paz descanse. A mí y a mis compañeras de trabajo nos mandaba notas para ayudarnos en el manejo del idioma. Hice una colección de esas notas, que no hacen ningún bien en mi estante de libros ni en uno de mis archivos en mi computadora.

He organizado las notas en orden alfabético y las voy a poner aquí poco a poco. Serán una gran ayuda para mejorar nuestras traducciones y el uso del idioma en general. Te recomiendo que hagas tu propio archivo.

Antes de que falleciera, mi amigo Guido me dio permiso para usar estas notas en mi blog. Espero que sean de ayuda en tu trabajo.

 Cápsulas “A”

ABRUMADO | ANONADADO | ASOMBRADO

Abrumar quiere decir agobio, enfado, molestia en sumo grado.
Anonadar equivale a éxtasis, en que el alma queda como suspendida y fuera del mundo, estupefacta o pasmada por lo que ve, oye, o siente.
Asombro: La misericordia de Dios –como el amor, la gracia, la paciencia de Dios– nos causa asombro, nos maravilla, y aun nos anonada. Nunca, sin embargo, nos abrumará.

Ejemplo de maravilla: “Cuando veo los cielos, obra de tus manos, la luna y las estrellas que tú formaste, digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre, para que lo visites?” (Sal 8:3,4).

Ejemplo de anonadamiento: “Entonces dije: ¡Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos” (Is 6:5).

ABUNDANCIA | EXCESO

Lo excesivo es lo que excede la medida normal u ordinaria de las cosas. Casi siempre es perjudicial o se toma en mala parte.
La abundancia casi siempre denota una idea positiva, de bien.
No puede decirse, por ejemplo, que en tal o cual situación o circunstancia hubo “abundancia de maldad” o de iniquidad. Pero sí es propio decir que en este o en aquel tiempo hubo “abundancia de bendiciones”. Ahora bien: la idea de “abundancia” lleva implícita la idea de “mucho” o de “gran cantidad”, no necesariamente de “exceso”.

ABUSAR

Puedo “abusar de otro” y otro puede “abusar de mí”, pero ni en uno y ni en otro caso el resultado será ser “abusado”, sino ser objeto de abuso.

ACELERAR | ADELANTAR

Esta voces, aunque sinónimas, no pueden como tales emplearse indistintamente y sin tener en cuenta el contexto en que aparecen. Adelantar tiene una connotación moral, espiritual, intelectual, artística, científica que no conviene a la voz acelerar.

  • Se acelera un automóvil, el ritmo de un reloj, la construcción de una vivienda.
  • Se adelanta o avanza un código de ética, un plan de estudio, una escuela pictórica, un sistema científico, un programa político.

La aceleración es física, mecánica. El adelanto es espiritual, casi un prodigio.

ACONTECER | ACONTECIMIENTO

Acontecer dice relación al suceso, a lo eventual, a lo inminente; es decir, no pertenece a las cosas que se preparan, planean ni planifican. Los hechos y sucesos son de ordinario corrientes; los acontecimientos son extraordinarios.

ACOPIAR | ACUMULAR | AMONTONAR

Los bienes se acopian.
Las riquezas se acumulan.
Los objetos se amontonan.

ACORDARSE | RECORDARSE

Acordarse es un accidente y en más de una ocasión podría ser un incidente.
Recordarse es efecto de la intención y resultado del ejercicio de la voluntad.

ACTITUDES

Las actitudes (buenas o malas) no se “reciben”, sino que se es objeto de ellas.
Las actitudes y las acciones no “surgen”, sino que se muestran o manifiestan.

ACTIVIDADES DUDOSAS | DUDOSAS ACTIVIDADES

“Actividades dudosas” son actividades precarias, acaso inexistentes.
“Dudosas actividades” son actividades problemáticas, inconvenientes, quizá prohibidas.

ACTIVIDAD SANA | SANA ACTIVIDAD

Una “actividad sana” es una actividad inocua, no dañosa, no perjudicial.
Una “sana actividad” es una actividad útil, provechosa, edificante.

El adjetivo “sana” en función de epíteto –eso es, antepuesto al sustantivo– encarece y embellece a la vez lo que se dice o expresa.

ACTUAR

Los actores, actúan. Las personas obran, se conducen, o se comportan (con humildad o con arrogancia). Las obras de teatro o de cine se interpretan y escenifican, pero no se “actúan”.

En casos en que pueda decirse de alguien que no es actor o actriz que “actúa”, se significa con ello que es hipócrita, que no es sincero en lo que dice o en lo que hace. “Actuar” en tal circunstancia pierde su “sentido recto” y se lo toma en sentido figurado.

Por otra parte y a propósito, es la ignorancia o el olvido de esta diferencia entre los verbos “actuar” y “obrar”, lo que ha hecho que en la nueva versión bíblica de la Reina-Valera (1960), donde la antigua leía OBRA, tanto con referencia al Espíritu de Dios o a manifestaciones de su poder (Mt 14:2), de la Palabra de Dios (1 Ts 2:13), de la fe (Stg 2:22) y aun de la muerte misma (2 Co 4:12), impropiamente se la haya reemplazado con la palabra ACTÚA.

El actuar es de hombres. El obrar y operar es de las entidades espirituales buenas (Ef 1:19; 3:17) o malas (Ef. 2:2). Obrar y operar refieren o aluden también frecuentemente a ideas, a principios, y a asuntos abstractos (morales o espirituales) en general, como las pasiones (Ro 7:5), la fe (Gá 5:6), o la ira humana (Stg 1:20).

Dios no actúa, sino que obra, porque Dios es Espíritu y los espíritus, buenos o malos, solo obran u operan. Lo propio ha de decirse respecto a las cosas abstractas, como poder, fe, virtud, por ejemplo.

ADMIRADOR SECRETO | SECRETO ADIMIRADOR

Un “admirador secreto” es un admirador oculto.
Un “secreto admirador” es un admirador cuyo afecto se ignora.
El “admirador secreto” podría no ser conocido por la persona admirada.
El “secreto admirador” podría pertenecer al más cercano círculo de los amigos de la persona a la cual admira.

ADQUIRIR | ADOPTAR

Los bienes, como los títulos de propiedad, se adquieren.
Las actitudes, como los principios, se adoptan.

ADQUIRIR | OBTENER

Voces sinónimas son aquellas con una idea madre común que las une sin atarlas. Eso entre otras cosas significa que no hay sinonimia absoluta; que cada voz tiene su propio matiz que la distingue de otras aun cuando participen de la misma idea matriz. El caso de adquirir y obtener ilustra bien el principio:

Se adquieren mercancías, bienes muebles e inmuebles, títulos inmobiliarios, etc.
Se obtienen préstamos bancarios, títulos académicos, un cargo o destino público, etc.

Las cosas “adquiridas” son por lo general aquellas por las cuales se paga.
Las cosas “obtenidas” son casi siempre aquellas que se reciben por derecho, por gracia, o por mérito.

AFUERA | FUERA

Afuera refiere a la parte exterior de un edificio, vivienda, o local.
“Brunilda permaneció dos horas afuera de su casa en espera de que su hijo Luisito le abriera la puerta para entrar.”
“Aunque asiduos visitantes de la iglesia, muchos siguen aún fuera de ella.”

En el primer caso, la buena de Brunilda simplemente estuvo afuera de la vivienda; en el segundo, la gente a la que se alude ha permanecido fuera de la institución eclesiástica por no ser parte de ella, no por estar afuera del recinto sagrado.

AGARRADERO (A)

Agarradero: parte de un cuerpo u objeto que sirve para asirlo (pl. agarraderos).
Agarraderas: denota favor o influencia, generalmente político o económica, de que se goza o disfruta.

AGARRAR | AFERRAR

  • Agarrar, describe una acción física, material, vulgar si se quiere. Ejemplo: “El niño resbaló y para no caer se agarró del poste.”
  • Aferrar, tiene una connotación moral o intelectual que sería burdo y aun grotesco asignar a “agarrar”. Ejemplo: “El orador se vio acorralado por su agresivo auditorio, pero no obstante se aferró tenaz a lo que juzgaba apodíctico de su discurso.”

AGUARDAR

El verbo aguardar y sus derivados solo pueden usarse con un sentido recto y moralmente positivo. En otras palabras: no se aguarda en el mal ni para el mal, sino siempre en el bien y para el bien. Lo mismo podría decirse del verbo “contribuir” y sus voces derivadas.

AGUJERO

El Diccionario define la palabra agujero como la “abertura más o menos redondeada de una cosa”. Si se trata de una “abertura”, lógicamente lo que procede no es “abrirla” sino hacerla. Ejemplo: “Haga un agujero”, y no “abra un agujero”.

ALABAR

Se alaba a Dios EN oración.
Se alaba a Dios CON cántico.

AL BORDE | JUNTO A

No es lo mismo estar “al borde” de algo que estar “junto a algo”.

Estar al borde del camino es rozar con su orilla.
Estar junto al camino, es hallarse en su cercanía.

El borde se una calle es la cuneta; el borde de una carretera, puede serlo su área (o zona) de emergencia. La acera está junto a la calle; el área de emergencia, junto a la carretera. Quien se halle al borde del camino podría interferir con el paso de los viandantes; quien esté al borde de la autopista podría ser estropeado o arrollado por los vehículos en marcha.

Mendigar junto al camino, como era el caso del ciego Bartimeo, es ponerse a conveniente distancia de los transeúntes para ser visto y oído por ellos y recibir su favor. De modo que cuando Jesús iba rumbo a Jericó, el hijo de Timeo estaría junto al camino, no “al borde del camino”, pues de lo contrario no podría explicarse por qué el Maestro envió a llamarlo (Lc 18:35,40).

A propósito, en sentido figurado, se dice “estar al borde de la muerte (de la ruina, de la derrota”, etc.), no “junto a la muerte, a la ruina, a la derrota”.

A LA PAR

“A la par” equivale al adverbio “juntamente o a un tiempo”.

ALGUNAS VECES | A VECES

Sin dificultad alguna y no obstante el uso preferencial de la primera forma (algunas veces), por precisa y lacónica es de preferir la segunda (a veces).

ALIENTO | ÁNIMO

  • Se alienta al enfermo y al que sufre.
  • Se anima al que lucha y compite.

ALMACENAR | ATESORAR

Almacenar, como apiñar, amontonar, aglomerar, es voz de uso vulgar.
Atesorar, como guardar, reunir, acopiar, es voz culta.

ALUMNO | ESTUDIANTE

Las voces estudiante, alumno, escolar, colegial (colegiala) son sinónimas, pero como es el caso en todas las de su género, se distinguen por un matiz particular que las precisa. Véase si no:

  • estudiante es el que estudia
  • alumno es el estudiante respecto al que le enseña o a la materia que estudia
  • escolar es el estudiante de una escuela
  • colegial es el estudiante (o la estudiante) de un colegio

Generalmente, el término “alumno” ha de preferirse a los demás cuando no se tiene intención de señalar o especificar la institución docente en la cual se estudia.

ALUMNO | DISCÍPULO

Alumno es sinónimo de “estudiante”, como lo es de “escolar”, “educando”, “colegial”, “discípulo”. Sin embargo, como es el caso en cualquier relación de voces sinónimas, cada una de ellas se distingue de las otras por su matiz particular.

Alumno es voz genérica o de alcance y uso más generales.
Discípulo usualmente dice relación al seguidor de un maestro, guía, o mentor intelectual, moral, o religioso.

De ahí que Sócrates, Platón, y Aristóteles tuvieran “discípulos”, no “alumnos”. Jesús mismo tenía muchos “discípulos”, pero ningún alumno, que se sepa.
Los doce auxiliares inmediatos del Maestro eran llamados “discípulos” o “apóstoles”, palabra ésta de raíz griega que como la voz “ángel” significa “enviado” o “mensajero”.

ALTA VOZ

“Alta voz” es lo contrario de leer para sí; pero que “voz alta” lo es de “voz baja”, no de “baja voz”. Cuando la palabra “alta” precede al sustantivo “voz”, hace función de epíteto, no de adjetivo. Sin embargo, como sería fácil comprobar, en muchos casos, aun cuando la intención no sea dar a entender lo contrario de lectura, por su encarecimiento y elegancia ha de preferirse “alta voz” a “voz alta”.

ALTERAR | TRASTORNAR

Alterar es cambiar o transformar la esencia o la forma de algo.
Trastornar es cambiar el orden normal de las cosas, ponerlas con la cabeza para abajo y los pies para arriba, como dice la gente. De donde se infiere que se puede “trastornar” algo sin que ello implique que se “altera” en el proceso o como consecuencia del trastorno experimentado.

AMISTADES

Las amistades se entablan, mantienen, y cultivan.

AMOROSO

Un “padre amoroso” es el que muestra mucho amor.
Un “amoroso padre” es aquel que el amor caracteriza, como que encarna y personifica.

Dicho de otro modo:

Un “padre amoroso” es el que tiene amor. (adjetivo calificativo)
Un “amoroso padre” es como poseído por el amor. (epíteto encarecedor)

AMOR POR | AMOR A

Aunque en apariencia sutil, hay una diferencia efectiva, eso es, de sentido, entre las expresiones “amor por” y “amor a”.

Con “amor por” damos a entender a terceros que amamos a alguien.
Con “amor a” mostramos a la persona misma objeto de nuestro amor que en efecto la amamos.

En el caso de María de Betania, cuando se propone ungir al Maestro, no lo hace para que los demás vean o comprueben el amor que ella le tiene, sino para mostrar a él mismo cuánto en verdad lo ama. María expresó su amor a Jesús.

AMOR VERDADERO | VERDADERO AMOR

Un amor verdadero es un amor real, existente.
Un verdadero amor es un amor infalible, irreductible, eterno.

ANCIANIDAD | VEJEZ

Ancianidad es la fase final de la vida humana; es período, temporal.
Vejez es la calidad de viejo; es condición, biológica.

ANDAR | CAMINAR

El “caminar” supone la necesaria existencia de un camino, pero no así el “andar”.

Las Escrituras están literalmente saturadas de exhortaciones en las que se insta al creyente a “andar en el Espíritu” (Gá 5:16), o a “andar como Cristo anduvo” (1 Jn 2:6), pero en ningún caso a “caminar en el Espíritu” ni “caminar como Cristo caminó”.

“No tengo yo mayor gozo que…oír que mis hijos andan en la verdad” (3 Jn 3,4); “el que anda sobre las alas del viento” (Sal 104:3); “[los discípulos] vieron a Jesús que andaba sobre el mar” (Jn 6:19).

En ninguno de los casos citados podría usarse la palabra “camino” sino “andar”. En los dos primeros, porque su sentido figurado es obvio; y en el segundo, porque no había camino en el lago por el cual Jesús “caminara”. En un Salmo, evidentemente mesiánico, se lee: “En el mar fue tu camino, y tus sendas en las muchas aguas; y tus pisadas no fueron conocidas” (Sal 77:19). No quedaron huellas del Peregrino porque no había “caminos” en el mar. No había camino, pero él, como diría el poeta Antonio Machado, “hizo camino al andar”.

A propósito, de los israelitas de los tiempos mosaicos está escrito: “Anduvieron por la soledad (el desierto) sin camino” (Sal 107:4; véase v. 40). La razón también es obvia: no había “caminos” en el páramo. Por tanto, solo “anduvieron” por él.

ANTE | DELANTE | FRENTE

ANTE denota “estar en presencia de” (alguien o algo). Estar “ante” denota o implica una actitud pasiva, de respeto y aun de indefensión. El acusado comparece ante el juez, no “frente al juez”. Cuando se dice que “está ante” simplemente se indica la idea de comparecencia. Si por otra parte se dijera que un acusado está DELANTE DEL JUEZ, pudiera querer decirse que lo está en forma atrevida, insolente, desafiante, en desacato y aun en contumacia.

DELANTE denota primero orden de precedencia, o sea, lo que va primero que otra cosa. Por otra parte, DELANTE podría tener una connotación de beligerancia o de ofensa. De ahí que un acusado esté ANTE un juez, pero no DELANTE.

Estar FRENTE puede denotar o connotar una actitud beligerante, de oposición, y aun de rebeldía o contumacia.

ANTES DE | ANTES QUE

Antes de denota anterioridad o prioridad temporal: “Antes de que Rolando llegue iré…”
Antes que denota una acción con preferencia a otra: “Antes que jugar, vete a estudiar.”

ANTICIPAR | ANTELACIÓN

“Anticipar” es prevenir; pero disponer algo (o de algo).
“Con antelación” es hacerlo (o tomarlo) antes del tiempo previsto.

Una diferencia esencial entre ambas voces es que generalmente se “anticipa” lo malo o lo inconveniente, mientras que las antelaciones no denotan o connotan necesariamente prevención de aquello que se espera.
En Literatura hay la figura de retórica llamada anticipación (prolepsis), que es la manera en que un orador o un escritor previene los argumentos del contrario con el fin de resistirlos y eventualmente desbaratarlos.

APARENTAR

“Aparentar” significa dar a entender lo que no se es; dicho de otro modo, es la máscara de la hipocresía.

APROPIADO | PROPIO

“Apropiado” es aquello que se acomoda convenientemente a la consecución de un fin o propósito; denota un sentido concreto o material.
“Propio” dice relación a lo que es peculiar o característico de un sujeto o de un objeto; denota un sentido moral y espiritual.

El abrigo es una prenda apropiada en tiempos de invierno.
Estudiar es propio del escolar aplicado.

Muchas cosas “apropiadas” no son necesariamente “propias”. Por ejemplo: ahorrar es “apropiado” a la buena economía; pero trabajar en exceso para ahorrar no es “propio” de una persona juiciosa y discreta.

APROVECHAR | SACAR VENTAJA

Aprovechar la oportunidad.
Sacar ventaja es expresión vulgar, idiomáticamente hablando, cuyo uso no conviene a lo escrito.

APTO | IDÓNEO

Las voces “apto” e “idóneo” son sinónimas, pero como todos las de su género se distinguen por el matiz particular propio.

Apto, en efecto, es término de la Jurisprudencia. En ciertos países, por ejemplo, la edad de 18 años convierte al antiguo adolescente en persona legalmente adulta, es decir, con aptitud para ejercer plenamente sus derechos y deberes ciudadanos o civiles. En otros países la “aptitud” legal se alcanza a los 21 años.

Idóneo, en cambio, dice relación a aquello que es adecuado o conveniente a un fin. De donde se colige que se puede ser apto sin ser idóneo, y viceversa: idóneo sin ser apto. Dios decidió hacer “ayuda idónea” al soltero (no solitario) Adán (Gn. 2:18), no “ayuda apta”.

 AQUEL | AQUÉL

Aquel es tanto adjetivo como pronombre demostrativo.
Cuando hace función adjetiva no lleva acento gráfico (“aquel que llegue primero obtendrá el premio”).
Cuando es pronombre, lo lleva (“Cristo es aquél a quien Dios envió a salvar al mundo”). En el texto bíblico que se cita entre comillas menores en la frase modelo, “aquel” es adjetivo y por tanto no lleva acento.

ASEMEJAR

Un hijo se parece o se asemeja a su padre.
Una obra de arte se asemeja (no “se parece”) a otra obra de arte.
El parecido es físico, de la forma; la semejanza es moral, de la esencia.

Dios hizo al hombre “a su imagen y semejanza” (Gn 1:26,27), pero no lo hizo “parecido” a Él. La razón de ello es obvia: “Dios es Espíritu” (Jn 4: 24), y el espíritu no tiene cuerpo (Lc 24:39) al que otro cuerpo se le pueda asemejar.

ASUMIR | PRESUMIR

Asumir: hacerse cargo o responsabilizarse.
Presumir: sospechar o conjeturar.

ASUSTAR | TEMER

Los verbos asustar y temer son sinónimos, pero como es el caso con todas las voces del género, su valor o sentido particular se distingue por un matiz a veces sutil pero efectivo que las precisa y caracteriza.

Para asustarse, basta con tener instinto.
Para temer, es necesario estar dotado de razón y de conciencia.
El bruto se asusta; el hombre teme.

ATEO | ATEÍSTA

Ateo, que no cree en Dios.
Ateísta, que combate la noción de Dios y milita contra ella.

ATRASADO | RETRASADO

Se está “atrasado” en la clase, en los estudios; “retrasado” en la vía, en el camino; “rezagado” en el tiempo.
“Atrasado” es el que viene atrás; “retrasado” el que viene muy atrás. El “atrasado” no avanza mucho o avanza lento; el “retrasado” no avanza nada, se ha detenido en la vía.

ATROFIAR | ESTROPEAR

“Atrofiar” es voz de la Fisiología.
Los músculos y tejidos orgánicos por el desuso se atrofian.

“Estropear” es término de la Física.
Los muebles y los tarros con el uso se estropean.

A TRAVÉS DE

La locución adverbial “a través de” denota la idea de atravesar o ir de un lado a otro. Puede usarse tanto en sentido recto (el tren cruzó la frontera a través de un túnel), o figurado (Brunilda iniciará el trámite a través del consulado).

“Pedro se ganaba la vida a través de la pesca.” En esta frase el uso de la proposición “a través de” es figurado, y en tales casos conviene, por más propio, usar la preposición “mediante” (ganaba la vida mediante la pesca).

AUN | AÚN

Aun, sin acento gráfico, es adverbio modal o conjunción concesiva. Equivale a “hasta”, “también”, “inclusive” (no “incluso”, que es otra cosa). Ejemplo: “Aun Luis bebió de aquel mejunje.” Quiere decir que “hasta Luis”, de quien por alguna razón menos se esperaría que lo hiciera.

Aún, con acento, es adverbio temporal con significación de “todavía”. Ejemplo: “Aún estoy a la espera de Maritza”, eso es, todavía la espero porque no ha llegado.

 Próximamente publicaré cápsulas de la B y la C.

febrero 7, 2015 at 11:08 pm Deja un comentario

Entradas antiguas Entradas recientes


Anota tu dirección de email para subscribirte a este blog. Recibirás notificación de nuevos blogs.

Únete a otros 17 seguidores

Calendario

enero 2017
L M X J V S D
« Dic    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Páginas

Entradas recientes